OVIEDO

El Oviedo se prueba en el Tartiere

El buen estado del césped, una de las noticias positivas del confinamiento. El equipo buscará en la recta final alejarse de los puestos de descenso.

El Oviedo se prueba en el Carlos Tartiere.
ELOY ALONSO DIARIO AS

El césped del Carlos Tartiere ha sido uno de los quebraderos de cabeza para el Oviedo en los últimos años. Los múltiples tratamientos a los que ha sido sometido el césped no terminan de dar los resultados y los futbolistas azules se han tenido que acostumbrar a jugar sus partidos como local con un enemigo añadido: su propio terreno de juego. El parón de la competición por la crisis del covid.19, unido al tiempo benigno en Asturias en las últimas semanas, ha logrado sin embargo que el césped del Tartiere esté en perfectas condiciones para la reanudación. Ayer, el equipo volvió a trabajar sobre el piso del Tartiere para acelerar la integración.

Los de Ziganda disputarán 6 de los 11 encuentros que restan en su campo, empezando por las dos primeras jornadas, ante Ponferradina y Deportivo de forma consecutiva, dos citas de importancia para ganar tranquilidad de cara al desenlace de la competición.

Ziganda sigue apurando las sesiones antes de un regreso que se producirá antes de lo que el entrenador desearía, como ya ha manifestado en alguna ocasión. El técnico ha tenido que acelerar para que el trabajo táctico esté a punto para la continuación de la Liga. El césped del Tartiere no será al menos, en esta ocasión, un enemigo añadido a los intereses de los azules.