ATLÉTICO DE MADRID

Burgos retoma el camino: ya fue primer entrenador hace 10 años

El Mono no siempre ha sido el segundo de Simeone, sino que su carrera como técnico comenzó en el Carabanchel. "Con el trabajo no se bromea, hay que ser profesional", comentaba entonces.

Germán Burgos fue el entrenador del Carabanchel en 2010.
CARLOS MARTINEZ DIARIO AS

"A la finalización de esta temporada iniciaré mis pasos como primer entrenador". El propio Germán Burgos confirmó públicamente que deja el Atleti y cuál es su próximo reto, aunque en realidad no serán sus primeros "pasos" en solitario. El Mono ya fue primer entrenador antes de aliarse con Simeone en este tándem exitoso. El exguardameta empezó su carrera como entrenador hace 10 años, en el Carabanchel.

Germán Burgos, entrenador del Carabanchel.

Como en esta ocasión, en aquella Burgos también se había estado preparando en el Atlético para dar el salto. Entonces, Germán aterrizó en el Carabanchel tras salir del Atlético C, donde era asistente de Alejandro Sánchez. Antes había estado en el cuerpo técnico de Garro en el Alcorcón y había coincidido en la Escuela de Entrenadores con Pochettino, Hierro, Pellegrino... En marzo de 2010 recibió esta llamada del Carabanchel.

El equipo estaba entonces en Primera de Aficionados, dos categorías por debajo de Tercera. "Mira, yo comencé a jugar en campos de tierra y, casualidad, así voy a empezar como entrenador", reconocía a AS en su primer día como entrenador, ya con el cronómetro en mano, una de sus señas de identidad durante estos años en el Atleti. Su debut fue en casa del Parque Europa: 0-4. El Cara iba tercero y consiguió el ascenso a Preferente. El míster inició el curso siguiente en la nueva categoría, pero dimitió antes de Navidades.

La fiesta del ascenso del Carabanchel.

Burgos aspiraba ya entonces a llegar a Primera y se definía a sí mismo de esta manera: "Soy un hombre obsesivo, que no le gusta llegar tarde, y muy serio en lo que hago. Con el trabajo no se bromea, hay que ser profesional". El año siguiente, el argentino ligó su carrera a la de Simeone para ocupar el banquillo de Racing de Avellaneda. Luego llegaron juntos al Atleti y el resto ya es historia contada... hasta que empiece el siguiente capítulo, de nuevo con Burgos volando en solitario.