Las Palmas

Irene Lozano, a Ramírez: “Si cada uno sale inventándose las reglas, el producto no es bueno”

Le lanzó este mensaje la pasada noche a través de El Larguero: “El presidente de Las Palmas lo planteó de aquella manera. De manera oficial, nada".

Irene Lozano, a Ramírez: “Si cada uno sale inventándose las reglas, el producto no es bueno”
Inma Flores Diario AS

La bomba de humo soltada el lunes por Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, alertando que entraría público durante la visita del Girona a su equipo (13 de junio, 20.30 horas) está, de momento, por difuminada por completo. El máximo dirigente de la entidad tuvo que recular finalmente. Pero el dardo, y la pelota, ya estaban despejados.

El mismo lunes esta opción fue perdiendo fuelle. Pese a que Ramírez anunció que tenía la venia de Javier Tebas, LaLiga prefirió curarse en salud, pasándole la papa caliente a las autoridades sanitarias. Deberá adaptarse a cada estadio y al porcentaje de aforo permitido por las autoridades sanitarias competentes, pero queremos ir trabajando en ello"”, dijeron desde la institución como se recoge en la información adelantada por AS.

Se agarraba Las Palmas a que, en la Fase 3 de la desescalada, la gestión correría a cargo de las comunidades autónomas. Sin embargo, la argucia fue rápidamente detectada por las autoridades competentes. El propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, reconoció esta cesión de competencias, pero advirtiendo de que se le harían las sugerencias específicas a cada Comunidad. Por su parte, Fernando Simón aseguró que “se intentará” la entrada de público “pero analizando los riesgos”. Así se pronunció: “La desescalada no será simétrica, y como hay que respetar la integridad en las condiciones en las que se compite..., es decir, es imposible hablar de los aforos para el reinicio de la competición. Más adelante, si es el caso, se estudiará".

El freno definitivo al órdago imposible lanzado el lunes por Ramírez llegó anoche por parte de Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD). “Es imposible que ahora haya aficionados”, dijo, rotunda, anoche en El Larguero. “Me extraña un poco que después del esfuerzo que hemos hecho por acompasar lo que estaba desacompasado (se refirió a los entrenamientos), ahora de repente en los últimos 100 metros vengamos a desequilibrar”, insistió Lozano.

“Es el momento de ser paciente”, repitió la máxima responsable del CSD, que además negó cualquier contacto “oficial” con la propia UD Las Palmas o su presidente. “De manera oficial no nos lo ha planteado nadie”, aseguró. Lozano se mantuvo firme en su postura con respecto a Miguel Ángel Ramírez: “El presidente de las Palmas lo ha planteado de aquella manera. Una competición se fabrica entre muchas personas, es importante que todos colaboren. Si cada uno sale inventándose cómo es su competición y las reglas, el producto no es bueno".

“Es importante no generar confusión. El acuerdo con LaLiga fue reanudarla a puerta cerrada. Si de manera excepcional se pudiera dar otra opción, ya se verá”, sentenció.

Mientras, Ramírez, ya cercenada esta posibilidad, dijo: “No queremos tener discrepancias con nadie, y si el CSD no lo permite no jugaremos con público”. De esta manera quedó difuminada la estrategia de, señalando a otros, intentar ganarse el cariño de los suyos, tan molestos con el club en estos tiempos. De fondo, siempre, la devolución, o no, de una parte de los abonos.