Girona

Las lesiones frenan la progresión de Ignasi Miquel

El central se ha perdido 22 partidos este curso debido a dos dolencias y solo ha jugado siete encuentros de titular

Las lesiones frenan la progresión de Ignasi Miquel
Girona fc

La llegada de Ignasi Miquel a Girona fue celebrada por todos. Un central joven, que venía de un equipo de Primera y necesario, pues llegó para sustituir a un Bernardo que se marchó en verano al Espanyol. Pero pese a que su aterrizaje en la ciudad catalana fue bueno, las lesiones le han impedido triunfar en Girona. Concretamente dos, especialmente la primera, que le han alejado del verde en más de 20 ocasiones.

Miquel arrancó la temporada de titular con Unzué en una defensa de tres centrales. Un esquema que no le dio todos los buenos resultados que esperaba el técnico, y que solo duró dos jornadas. También en parte porque Ignasi Miquel se lesionó de relativa gravedad en la rodilla, lo que le impidió jugar en todo el primer tramo de temporada: entre agosto y enero, no disputó ni un solo partido. Pero el cambio de técnico, y su recuperación, le devolvieron de nuevo a la titularidad: cinco partidos consecutivos (entre la jornada 22 y la 26) hasta que volvió a caer lesionado. Ahora ya está recuperado, pero tiene que volver a pelear por la titularidad.

El Girona tiene el puesto de central cubierto de forma excelente, pues cuenta en la plantilla con cinco hombres para dicha demarcación: Juanpe, Alcalá, Miquel, Ramalho y Santi Bueno. Con un esquema de dos centrales, es altamente improbable que Martí lo modifique, Miquel se juega el puesto en el eje, principalmente, con Juanpe y Alcalá. Son quienes más veces han actuado en el eje de la defensa este curso, pero casi siempre con Miquel lesionado: cuando ha estado disponible Martí lo ha utilizado. Poco amigo de hacer cambios en el once, la pareja de centrales que regrese al verde ante Las Palmas será, probablemente y mientras sanciones y lesiones lo permitan, la pareja de centrales que se jugará el ascenso.