BOATENG

"¿Cómo sería un día sin negros en el deporte? Aburrido"

Kevin-Prince Boateng habló en Sky Sports donde recordó el día que se marchó de un partido por sufrir insultos racistas, cuando jugaba en el Milan.

"¿Cómo sería un día sin negros en el deporte? Aburrido"

Kevin-Prince Boateng habló en Sky Sports donde recuerda el día que se marchó de un partido por sufrir insultos racistas, cuando jugaba en el Milan, y lo compliciada que fue esa etapa.

Peores recuerdos: "Me hicieron gestos y burlas de mono, por cada gol que metas te daremos un plátano, te vamos a meter en una caja y te vamos a devolver a tu país, negrata, me han tirado agua y me han dicho que me van a limpiar la suciedad. La gente que me conoce me dice que lloraba, me iba a casa y nunca decía nada. Yo les digo que es porque era un cobarde, no era lo suficientemente fuerte. Ya no soy un cobarde, ese fue el momento en el que dije que ya era suficiente. Me sentí triste y enfadado, quería enseñarle al mundo que no iba a dejar que me hicieran eso nunca más".

Sentimiento: "Bueno, la verdad es que más que triste estoy enfadado porque duele tener estos mismos sentimientos. Sería tan sencillo como agrupar a todas las personas negras y sacarlas del deporte. Y a todos los actores negros y quítalos de las películas. ¿Cómo sería? Aburrido. Me gustaría un día que ningún jugador negro fuese a trabajar. Quizás en el cumpleaños de George Floyd. No porque no queramos trabajar o como falta de respeto al club, sino para honrar a la comunidad negra".

Liverpool: "Es un buen comienzo para saber que están con nosotros. Pero ¿qué hace en general el fútbol? No mucho, un anuncio en la tele o una pancarta cuando salen los equipos al campo".

Difícil para los jugadores: "Entiendo que no es una posición cómoda, mucha gente piensa que si dice algo o comparte algo equivocado va a perder un contrato o un sponsor. No dices nada malo cuando intentas ayudar a la raza humana".

Consecuencia: "Son una broma, al principio creía que funcionaban pero la gente se siente cómoda, puede sentarse en el estadio y llamarnos de todo. Ese policía se sintió cómodo con la rodilla en el cuello de Floyd. Ese es el problema, se sienten cómodos porque no hay consecuencias. ¿Cuáles son las consecuencias? ¿No ir al estadio, una multa? ¿Una multa al club?".