REAL MADRID

Ramos desvela las claves para que el Madrid ganara la Duodécima

El capitán del Madrid, en una entrevista, recuerda lo que les dijo Zidane y qué hizo el equipo para batir a la Juventus tras el empate de Mandzukic.

Ramos desvela las claves para que el Madrid ganara la Duodécima
Matthias Hangst DIARIO AS

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, ha rememorado la duodécima Copa de Europa ganada por el club blanco ante la Juventus (4-1) en Cardiff, de la que este miércoles se cumplen tres años, y ha recordado que fue "importante para consagrar al equipo" con su tercer título continental en cuatro años.

"Sabíamos que iba a ser nuevamente una final muy complicada, esta vez contra la Juventus. Teníamos en mente conseguir la tercera Champions League porque era importante para consagrar al equipo. Eso fue un plus de motivación", rememoró Ramos en una entrevista a uefa.como sobre aquel 3 de junio de 2017.

"En el descanso, Zidane hizo mucho hincapié en seguir manteniendo el dominio y el control del juego para quitarle el balón a la Juventus y que llegaran con menos peligro. En la primera parte, por el respeto que nos teníamos ambos equipos quizá no presionamos tanto arriba, pero fue la clave en la segunda parte para robar el balón en campo contrario", analizó.

El defensa rememoró que aquel cambió táctico generó "un beneficio muy bueno". "Empezamos a tocar, a tener esa paciencia para llegar arriba sin precipitaciones y al final obtuvimos lo que quería el entrenador. La celebración fue la confirmación de que nuevamente éramos campeones de la Champions League, la tercera para mí", señaló.

En cuanto a los tantos de aquella final, dijo recordar "perfectamente el primero". "Robamos atrás y salimos a la contra porque sabíamos que podíamos hacer mucho daño con jugadores tan rápidos. Recuerdo una subida muy rápida de Carvajal por banda, Cristiano Ronaldo encara a la defensa para atraerla, vuelve a abrir y Dani la pone atrás. Lo hicimos a la perfección porque era muy importante empezar ganando el partido", subrayó.

Respecto al empate de la Juventus, con una chilena de Mario Mandzukic, apuntó que "poco había que hacer". "Fue una genialidad y un golazo. Viene el balón de un compañero suyo, la controla con el pecho y hace una extraordinaria chilena ante la que Keylor Navas no pudo hacer nada", desgranó.

Tras los tantos de Casemiro y el segundo de Cristiano, el equipo blanco puso la puntilla en los instantes finales. "A todo el mundo le gusta marcar en las finales porque son goles que pasan a la historia, pero ya con 3-1 lo importante era matar el partido. Da igual que lo metiese Marco Asensio o yo. Aunque si no le hubiese dado Marco, yo estaba deseoso de hacer el gol porque me encontraba detrás de él", reconoció el andaluz.