LAS PALMAS

SER: el Gobierno no dejará a Las Palmas jugar con público

El presidente del club, Miguel Ángel Ramírez, entiende que una vez que Gran Canaria esté en fase 3 la cuestión es competencia del Gobierno canario.

SER: el Gobierno no dejará a Las Palmas jugar con público

El Gobierno no autorizará que el partido Las Palmas-Girona se dispute con público, tal y como había sugerido el presidente del equipo canario, Miguel Ángel Ramírez. Sanidad considera imposible que en esa fecha pueda abrirse el estadio de Gran Canaria ni siquiera para una tercera parte de su aforo, según reveló El Larguero, de la Cadena SER.

Sanidad cree bastante improbable que esta temporada se pueda disputar algún partido con público y en la Federación también hay reservas, porque se rompería la igualdad de condiciones para todos los equipos.

Sin embargo, Miguel Ángel Ramírez insistió en la SER en que el club peleará por esta posibilidad, porque entiende que una vez que Gran Canaria esté en fase 3 la cuestión es competencia del Gobierno canario. "Habrá público si nos dejan. Yo hablé con mis presidente autonómico y el mando único será del Gobierno de Canarias ya que la autoridad sanitaria en fase 3 serán las Comunidades Autónomas como dijo el presidente del Gobierno el pasado domingo", ha afirmado Ramírez.

El presidente de Las Palmas aseguró que él ha seguido la línea que tenía que seguir y que no se quiere enfrentar con nadie: "Lo he hablado con LaLiga esta mañana, con Javier Tebas. Una vez que terminó la Comisión delegada, y Tebas me dijo que ellos no tienen competencias para prohibir pero me dijo que me ayudarían con el protocolo para meter aficionados en el estadio y así convencer al Gobierno autonómico. Lo ha planteado donde lo tenía que plantear, en LaLiga. Ellos se lo pasarán al CSD. Yo he hablado con el Gobierno de Canarias, que será el competente en las medidas sanitarias. Si no están de acuerdo, nosotros no nos enfrentaremos con nadie, pero planteamos una solución". Aunque no sería todo el aforo del estadio Insular, sino el 30% que se permite en los territorios en fase 3: "Tenemos una capacidad de 33.000 espectadores, el 33% son 11.000 aficionados y tenemos 11.000 abonados. La entrada sería para los 11.000 abonados".

Ramírez confesó que la principal causa de la petición es ayudar a salir hacia adelante al turismo de Canarias: "Aquí dependemos del turismo y no hay nada mejor que decirle al mundo, que la COVID-19 no afecta a nuestra tierra y por eso pueden ver fútbol. Hay que ayudar a tirar hacía adelante esta tierra. Demostrar al mundo que a Canarias se puede venir como destino turístico en el futuro".