ALEMANIA

El entrenador del Leipzig da por perdido a Timo Werner

Julian Nagelsmann habló sobre la situación de su delantero estrella, que posee una cláusula de rescisión asequible y que tiene un gran número de clubes interesados.

Los jugadores del RB Leipzig, Christopher Nkunku y Timo Werner, durante un partido.
Pool Reuters

El RB Leipzig volvió ayer a la senda de la victoria tras vencer al Colonia a domicilio (2-4). Timo Werner, el delantero estrella del equipo, volvió a marcar. El jugador de 24 años suma en lo que va de curso 31 goles y 12 asistencias en 40 partidos, números que muy pocos atacantes registran a lo largo de una temporada entera. Cuesta mucho pensar que continuará una campaña más en Leipzig y hasta su entrenador, Julian Nagelsmann, empieza a hacerse a la idea: "No hay nada que hacer al respecto. Él sabe lo que tiene en Leipzig y lo que tiene conmigo".

El técnico reconoció en la rueda de prensa ofrecida tras el último encuentro que intenta convencerle, aunque sabe que será difícil, más aún teniendo en cuenta que su cláusula de rescisión es asequible para un grande, ya que su libertad está fijada en 50 millones de euros (60 millones si su club se proclama campeón de la Bundesliga en unas semanas, algo que parece complicado a día de hoy): "Le he enseñado que tiene muchas opciones de desarrollarse. No sé si le ayudará mucho, pero se lo digo todos los días". La lista de candidatos a ficharle es larga y el Inter de Milán es uno de los más interesados.

Pero a pesar de que intenta explicarle que permanecer en el RB Leipzig es una buena opción, Nagelsmann admite que el delantero tiene la última palabra y que por mucho que lo insista, no servirá de nada si no ve que el club le puede servir para hacerse un futbolista aún mejor. Se le acaban las ideas para convencerle y empieza a tirar la toalla por uno de los jugadores con más futuro de la liga alemana: "Un jugador tiene que sentir que puede mejorar. Si no siente eso, no estaría bien que continuásemos diciéndole que se quede. Al final, es su vida y su carrera. Él decide. No se me ocurre nada nuevo que decirle a Timo".