REAL SOCIEDAD

La normalidad vuelve a Zubieta

Los jugadores de la Real se entrenan por fin en un único grupo vuelven al protocolo anterior de la pandemia: se cambian, duchan y comen en las instalaciones del club.

La normalidad vuelve a Zubieta
Manix Diaz de Rada EFE

La normalidad vuelve a Zubieta. No la nueva normalidad, sino la normalidad, la de antes de que se parase todo el fútbol por culpa de la crisis del coronavirus. Porque por fin la plantilla al completo del primer equipo de la Real Sociedad ha podido volver a ejercitarse junta en Zubieta, iniciando así la fase 4 del protocolo de vuelta a los entrenamientos, la decisiva para que LaLiga pueda retornar a mediados de junio, con los horarios que hizo público este domingo el presidente del ente liguero, Javier Tebas. El equipo donostiarra ha dado de esta manera un paso adelante o importante para cumplir con su preparación para el retorno a la competición.

Pero no solo eso ha sido el indicativo del regreso de la normalidad a Zubieta. También el protocolo que han seguido los jugadores para poder prepararse para hacer su trabajo. Porque en las primeras semanas, los jugadores de la Real tenían que ir cambiados a Zubieta y marcharse sin cambiar, duchándose en sus domicilios, sin pasar prácticamente por las zonas comunes de las instalaciones. Desde hoy, eso cambia radicalmente y tendrán unos hábitos muy parecidos a los que seguían antes del parón de la competición. Los futbolistas de la Real vuelven a cambiarse juntos en el vestuario de Zubieta, y después de entrenar se duchan allí mismo, hasta el punto de que también comen en el comedor de Zubieta. Exactamente igual que hace dos meses y medio, pero con unas medidas de seguridad que antes no existían y que ahora deben seguir para evitar contagios.

En la vuelta al trabajo, Imanol Alguacil ha vuelto a contar con 28 futbolistas, reduciéndose el número de jugadores que han sido del filial. Solo ha habido una baja, la de Ander Guevara, lesionado la semana pasada con un esguince en su tobillo derecho. Ha sido una sesión intensa, con una parte física, pero sobre todo con partidillos con más jugadores en los que el técnico de Orio ha podido avanzar en su trabajo para que sus jugadores lleguen en las mejores condiciones al partido contra Osasuna en el Reale Arena. La idea es entrenar el miércoles en Anoeta y preparar para el domingo un partido a todo el campo en el estadio donostiarra.