BARCELONA

El Barcelona ofreció 65M€ y dos jugadores al Brescia por Tonali

El presidente de la entidad, Massimo Cellino, desveló el contacto en el Corriere dello Sport: "Creo que recibieron una respuesta que no les gustó".

Massimo Cellino, presidente del Brescia, ha concedido una entrevista para el Corriere dello Sport, en la que ha revelado una importante oferta del Barcelona por Sandro Tonali, una de las grandes promesas del equipo. El futbolista, nacido en el 2000, está en el radar de varios equipos del continente, si bien la crisis del coronavirus complica que la hipotética venta pueda ser por cifras desorbitadas.

"A Nasser (PSG) le gustaría tenerlo en París, me escribió incluso hoy, pero el chico no quiere ir a Francia. Prefiere ir al Inter o la Juventus. De Laurentiis me ofreció 40 millones. La Fiorentina también le quiere, pero es un destino más difícil. Antes del coronavirus, el Barcelona había hecho una oferta de 65 millones de euros más dos jóvenes muy interesantes valorados en siete y medio cada uno. Uno era un jugador defensivo. Creo que la directiva del Barça recibió una respuesta que no les gustó. Y no por Tonali", relata.

No obstante, y a pesar de revelar todos los pretendientes de Tonali, Cellino puso calma: "No estoy negociando con nadie. Todavía hay doce partidos por jugar y el chico debe mantener la calma. Tengo curiosidad por ver cómo reacciona el equipo. Brescia es lo primero". Para conocer mejor al joven talento, el presidente del club explica cómo es sobre el césped: "Es un niño que se le ilumuna la cara cuando ve una pelota. En el campo le he visto hacer cosas impresionantes: pases de 40 metros precisos, cortos, largos, puede jugar en cualquier posición del centro del campo...".

A sus 20 años, el centrocampista italiano se ha asentado en el equipo. Ha disputado ya 23 partidos de la Serie A, marcando un gol y repartiendo cinco asistencias. Tiene un valor de mercado de 31,5 millones de euros, pese a la profunda devaluación generada por la pandemia. "Tiene personalidad y se sacrifica por el equipo. Antes del parón, escondió una inflamación en el cuádriceps porque quería ayudar a sus compañeros. Cuando nos dimos cuenta, tuvimos que deternerlo por la fuerza", continúa su presidente.