CHAMPIONS LEAGUE

Hay lío con la Champions

La UEFA aún no tiene decidido el formato del torneo. Tampoco la ciudad sede de la final. El día 17, fecha límite para anunciar los cambios.

La UEFA está en una encrucijada. El coronavirus ha puesto en jaque a todas sus competiciones. Aplazada la Eurocopa, en Nyon se esfuerzan por salvar la joya de la corona, la Champions. Pero también se ven amenazadas la Europa League y la Liga de Naciones, que debería comenzar en septiembre. El avance irregular de la pandemia por Europa complica mucho cerrar un calendario. Cada país ha impuesto su propia cuarentena, medidas diversas para los extranjeros y restricciones a los desplazamientos. Con todo estos ingredientes, la UEFA quiere anunciar el próximo día 17 el plan para finalizar las competiciones europeas. Las diferentes alternativas que maneja son las siguientes:

FORMATO TRADICIONAL. La idea de terminar la competición con partidos de ida y vuelta se desvanece a cada día que pasa. Sería el deseo de la UEFA, pero es muy posible que, tras cerrar los octavos de final, el torneo se ventile a partido único. La UEFA, que ya fue muy criticada por su tardanza en suspender las competiciones europeas, ha asumido que los Gobiernos de los distintos países de la Unión Europea no están dispuestos a correr el riego de un rebrote de la enfermedad por el tránsito de equipos y personas por el continente.

'FINAL A CUATRO'. Ahora mismo es la opción que cuenta con más apoyos. Pero el problema es que los cuartos de final se deberían disputar o bien en campo neutral o bien por sorteo, siempre claro está a puerta cerrada. Los cuatro equipos que alcancen las semifinales se disputarán el título en dos semifinales a partido único y en la final. Los tres choques se disputarían en una sola ciudad, el sábado 29 de agosto, en una sede aún por determinar tras la más que probable renuncia de Estambul. Lisboa y Múnich se han ofrecido como alternativa.

El Estadio Atatürk, sede inicial de la final de Champions de 2020 que se debía haber jugado el pasado día 30 de mayo.

'FINAL A OCHO'. Si la pandemia no remite y se comprueba la complejidad logística de mover a los equipos de fútbol y a los grupos de televisión de la Champions, otra idea que la UEFA tiene sobre la mesa es la de reunir a los ocho equipos que se clasifiquen para los octavos en una sola ciudad y, en el plazo de dos semanas, disputar, por eliminatorias directas, los cuatro partidos del primer cruce las dos semifinales y la final. Las televisiones con derechos ponen objeciones económicas, pero la UEFA se abriría a la negociación si no ve otra solución.

FALTAN 17 PARTIDOS. Para concluir la Champions faltan 17 partidos (si se mantuviera el sistema tradicional, a idea y vuelta), y para acabar la Europa League, con el mismo sistema, hay pendientes 27. La idea de la UEFA es cerrar ambos torneos, pero ya se ve claramente que será más factible sacar adelante la Champions que la Europa League, que apunta a eliminatorias directas en el mejor de los casos. La final de la competición está prevista, de momento, en la ciudad polaca de Gdansk el 26 de agosto.

FASE DE GRUPOS. Los planes para reiniciar las competiciones europeas pasan por la necesidad de que no haya rebrotes en las ligas nacionales, y también en que se cumpla el calendario de reinicio previsto en cada una de ellas. La Bundesliga ya está en marcha, y le seguirán LaLiga (11 de junio), Premier (17) y Serie A (20). Una vez que acaben las ligas nacionales, agosto se dejará libre para las competiciones europeas. Esto empujará todo el calendario de la próxima temporada, en la que la fase de grupos de la Champions no comenzaría antes del 20 de octubre.

LIGA DE NACIONES. Aún no es oficial, pero todo apunta a que la reordenación del calendario de clubes tendrá consecuencias en el de selecciones. La Liga de Naciones de la UEFA sigue programada para iniciarse tras el verano. España debería jugar el día 3 de septiembre en Alemania, pero en la Federación son conscientes de que la Selección podría no volver hasta marzo del año que viene. La necesidad de ocupar las fechas para las competiciones de clubes y la de dejar espacio para la próxima Eurocopa, aplazada a 2021, dejan pocas alternativas para la Liga de Naciones. España llegará al próximo torneo continental con sólo cinco partidos en 18 meses.