REAL MADRID

Camavinga elige el Madrid

El jugador no se lo pensaría si el Madrid se lanza a por él este verano y los priorizaría sobre Juve o PSG. "Ama al Madrid y a Zidane", nos dicen.

Camavinga elige el Madrid. Esta es la intención del jugador, según ha podido saber AS, si se plantea este verano su salida del Rennes. "Ama a Zidane y al Madrid", llegan a confirmar a este periódico personas muy cercanas al centrocampista. Con 17 años, Camavinga, incluido en el once ideal elegido por los internautas de L'Equipe y France Football, es la mayor irrupción del fútbol francés después de Mbappé. Tiene contrato hasta 2022 y el dueño del Rennes, el magnate François Pinault, ha dado orden de que no salga del club, que jugará la previa de la Champions. Pero un movimiento del Madrid desencadenaría la operación. Antes, sería obligatorio que el Madrid soltara lastre. Jugadores como James, Bale, Mariano o Odriozola deben salir para que llegue el centrocampista del origen angoleño. De momento, el Madrid tiene el sí del jugador, que sigue entrenándose estos días con el equipo en el que ha explotado y en el que, a pesar de su juventud, ha disputado 35 partidos (y marcado un gol), esta temporada.

Camavinga tiene el honor de ser el primer jugador nacido en 2002 en debutar en una de las cinco grandes Ligas del continente. Acaba de obtener la nacionalidad francesa y, por lo tanto, no ocupa plaza de extracomunitario, una cuestión muy importante en el Madrid, donde ahora se excede ampliamente el cupo de tres permitido: Vinicius, Rodrygo, Reinier, Militao, Kubo… Antes de que se confirmara la clasificación del Rennes para la Champions y la negativa de Pinault a una venta, fuentes muy cercanas al propio jugador aseguraron a este periódico que el precio normal para que saliera rondaría los 50 millones de euros. Según estas mismas fuentes. Juventus y, sobre todo PSG, ya han movido ficha por el medio.

As también informó puntualmente de los primeros contactos entre el Real Madrid y el representante de Camavinga, Mopussa Sissoko, el mismo que lleva los asuntos del barcelonista Dembelé. El encargado de ellos ha sido Juni Calafat, jefe de fútbol internacional del Real Madrid, que ha seguido al jugador en varios torneos internacionales. Todo ha quedado, sin embargo, a la espera de que el Madrid confirme que puede hacer frente a la operación. Aún no ha habido contactos entre el club blanco y el Rennes, y el Madrid suele ser muy respetuoso al ir de frente en sus fichajes. Todo está, por tanto, en un tenso impasse, a la espera de que el panorama del verano, difícil por la crisis derivada del coronavirus, quede definido. Lo cierto es que es una petición de Zidane si el Madrid no logra traer a Pogba. Y el del United parece, a fía de hoy, un imposible (por su alto sueldo).

Camavinga plantea un dilema a los principales clubes de Europa que le pretenden. Hablan maravillas de la personalidad del chaval y de su liderazgo, y sus prestaciones en el campo están fuera de toda duda, pero la puja hace que su precio se esté disparando. Y tiene sólo 17 años. El ejemplo de Haaland, que fue al Borussia por sólo 20 millones (más 23 en comisiones, 15 para el representante, Mino Raiola, y ocho para el Madrid), es el que ha puesto alerta a todos. Fuen una gran operación. Si Camavinga se confirma como el heredero de Pogba, 50 o 60 millones parecerán pocos para él. No en vano, el Madrid ya estaba gastando cantidades importantes en jugadores por confirmar: Vinicius (45), Ropdrygo (40), Reinier (30)...