BARCELONA

El caso Arthur está abierto

Pese a que el brasileño ha dicho que se queda, diversas fuentes del Barça insisten a nivel interno: “Nada está descartado. Vamos a ver qué piensa en verano".

Diversas fuentes del Fútbol Club Barcelona confirmarón a AS que el caso Arthur sigue abierto. No ha sido suficiente el comunicado que el brasileño publicó el 29 de abril a través de su agencia de comunicación y tampoco la ratificación que hizo a principios de semana en la que desvelaba off the record a todos los medios, a través de su entorno, una comunicación con Eric Abidal y Ramon Planes, responsables de la secretaría técnica, para confirmar su negativa a jugar en la Juventus la próxima temporada.

No descartamos nada. Vamos a ver qué piensa en verano”, resumen desde dentro del Barça, lo que confirma que el pensamiento del club aún es incluirlo en alguna operación de traspaso, sea de intercambio de jugadores como la que pretendía con Pjanic (Juventus), u otra para abaratar el precio de Lautaro Martínez (Inter de Milán). O incluso proponerle un traspaso si llega una oferta jugosa.

Algo no parece cuadrar entre Arthur y el Barça hace un tiempo. Se ha instalado una guerra fría entre las partes, que a día de hoy están lejanísimas. El internacional brasileño es quien a día de hoy tiene la sartén por el mango porque tiene un contrato largo, hasta 2024, y está obsesionado con triunfar en el Barça. Sus asesores insisten en que se ha machacado en el confinamiento para olvidar los problemas físicos que ha tenido durante la temporada y que han ido desde un problema en el tendón de Aquiles a la lesión de tobillo que tuvo en el Clásico pasando por sus viejos problemas de pubis que también le atacaron esta temporada después del partido en el Wanda Metropolitano.

Obsesionado en contratar a Pjanic para que dé consistencia en el centro del campo, el Barça sabe que Arthur es un jugador con mercado y con una cotización alta. Considera, además, que, pese a que su ficha no es alta, no ha terminado de cuajar en sus dos temporadas en el Barça y que este ya ha dejado de ser un club finalista y los jugadores tienen que rendir desde el principio. Por eso le han abierto la puerta. Ahra Arthur tiene once partidos y la Champions para cerrarla. De viva voz él ya ha dicho que se quiere quedar, pero su caso está abierto. Al menos para el Barça.