REAL MADRID

Los SOS de Mbappé al Madrid

Desde que en la fiesta del verano pasado Mbappe dijera que quería un nuevo desafío sus guiños al Madrid han sido constantes. Todo apunta a 2021.

Que Mbappé nació para jugar en el Madrid es una realidad. Lo demuestra el hecho de que, cuando estaba en la residencia del Mónaco, las paredes de su cuardo estaban forradas de pósters y fotografías del Real Madrid y, más en particular, de Cristiano Ronaldo. Que el propio Real Madrid estuvo a punto de ficharlo en el verano de 2017, antes de que fuera al Madrid, también es una realidad. Lo demuestran los papeles de Football Leaks que fueron publicado por el Diario alemán Der Spiegel. En ellos se detallaba la operación. Kylian Mbappé parece optar por el Real Madrid, que llegó a un acuerdo con el Monaco el 20 de julio para un traspaso de 180 millones de euros (incluyendo unos variables de 30 millones). La cantidad aumentó a 214 millones cuando ambos clubes se dan cuenta de que España impondría un impuesto de 34 millones de euros que el Mónaco se niega a pagar aunque el Real Madrid acuerda hacerse cargo.

Finalmente la operación no se realizó. Se rompió por las dos partes. Mbappé no vio claro ir al Madrid, que no le aseguraba progresión deportiva con el tridente que formaba Bale, Benzema y Cristiano, que se iba a mantener. Por otro, el Madrid no podría transigir con el sueldo que pedía Mbappé, 12 millones netos al año, lo que le hubiera colocado casi en el tope de la escala salarial blanca: ahora son Ramos y Bale, con 14,5 millones netos. En aquel verano de 2017 Mbappé no se cortó con los guiños. Era aún jugador del Mónaco cuando empezó a seguir de golpe a ocho jugadores del Madrid en Instagram. También activó likes a varias fotos colgadas por ellos después de algún partido o mientras viajaban para jugarlos. Pero ha sido a partir del pasado verano, ya estando asentado en el PSG, cuando ha intensificado sus mensajes. Estos han sido los principales momentos:

La fiesta de la discordia (mayo de 2019).

Mbappé hizo temblar los cimientos del PSG justo cuando acabó la temporada pasada. Fue en la fiesta de fin de curso de la propia entidad parisina donde mandó un mensaje demoledor: “Creo que es el momento de tomar una mayor responsabilidad. Quizás en París sea feliz, pero quizás en otro lugar también con un nuevo proyecto. Si hablo otra vez sobre esto es demasiado. Era el mensaje que quería enviar”. Se montó tal revuelo, que el PSG se vio obligado a sacar un comunicado, horas después, asegurando que la continuidad de Mbappé estaba asegurada.

La realidad es que ya ha intentado renovar en dos ocasiones a la joven estrella francesa y que no lo ha conseguido. Mbappé está esperando al Real Madrid para intentar un traspaso en el verano de 2021, cuando le reste sólo una temporada de contrato. Con todo, la crisis ha cambiado la situación y ahora valora la necesidad de renovar para asegurar su futuro, pero siempre con una cláusula proMadrid que le asegurara el traspaso (aunque esto lo encarecería para la entidad blanca).

La gala del Balón de oro (diciembre 2019)

Fue el momento ideal para que la estrella pudiera mezclarse con los jugadores del Madrid. Eligió, principalmente, a Vinicius. Aunque el buen rollo entre ambos empezó al estilo de estos tiempos, por Instagram. “Nos mandamos mensajes y hablamos por ahí”, confesó una vez el madridista. El caso es que Mbappé se sentó en primera fila (entre Van Dijk y Griezmann) y Vini justo en el asiento de detrás. Aprovecharon los momentos de relax previos al acto para bromear y hacerse una foto juntos que sacudió las redes sociales, porque la compartió Mbappé y porque lo hizo, además, en castellano: “Con mi amigo”. Vinicius respondió subiendo, a su vez, otra imagen al lado del francés: “Con un crack”.

Triple guiño en un mes (enero 2020)

En el pasado mes de enero Mbappé estuvo especialmente locuaz con el Real Madrid. Disparó primero en un acto de su propia Fundación: “Si eres francés tu ídolo tiene que ser primero Zidane, él hizo cosas muy importantes. Después de él fue Zidane”. El técnico le devolvió el elogio poco después en una rueda de prensa: “Antes el ejemplo era yo, ahora lo es él”. Lo suyo fue, incluso, una declaración de amor: “Estoy enamorado de Mbappé, pero ahora es un rival”, había dicho Zidane medio en serio medio en broma, antes, en el mes de noviembre.

La segundo y tercera entregas de ese mes de noviembre vino en dos entrevistas de Mbappe en la BBC y la Gazzetta dello Sport. “Tengo que inspirar mi carrera sí o sí en Cristiano, en lo que ha hecho él”, dijo primero. “Desde siempre me ha gustado mucho cómo juegan los brasileños”, admitió después, consciente de que ahora, en el Madrid, son mayoría: Marcelo, Casemiro, Militao, Vinicius, Rodrygo, Reinier…

El último, en el Mirror (mayo de 2020)

Lo último dicho por Mbappé en una entrevista en el Daily Mirror deja claras sus preferencias. Cuando le preguntaron por Zidane estuvo contundente: "Mi primer ídolo fue Zidane por todo lo que logró con la Selección. Luego fue Cristiano (repitió su mensaje de meses anteriores). Ha ganado mucho y sigue siendo un ganador después de tanto éxito. Ambos han dejado su huella en la historia del fútbol y yo quiero dejar mi propio capítulo en los libros".