REAL MADRID

Mensaje de Lucas Vázquez al Madrid: "Ojalá juegue aquí muchos años"

El extremo blanco recordó la Undécima en una entrevista en la televisión del club. "Zidane quiere que el jugador sea feliz, eso es muy valioso", dijo.

Lucas Vázquez, en los instantes previos al lanzamiento en la final de Milán.
Laurence Griffiths DIARIO AS

En el día en el que se cumplen cuatro años desde que el Real Madrid conquistara su undécima Copa de Europa, Lucas Vázquez, uno de los grandes protagonistas de aquello, ha comparecido en la televisión del club para rememorar la gran final. El extremo explicó qué sintió en los instantes previos al lanzamiento de penalti en la tanda y todo lo que ha supuesto aquello.

Sueño cumplido: "Todavía no soy consciente de todo lo que estamos consiguiendo. Desde que tengo uso de razón soy del Real Madrid. Desde que llegué a la cantera sueño con el primer equipo. Esta es mi quinta temporada, estoy muy feliz y espero que sean muchas más".

Tercer jugador más usado con Zidane: "Para mí es un privilegio aprender de él y entrenar. Todo el mundo sabe lo gran deportista que fue y como entrenador está demostrando su trayectoria. Es muy cercano, habla con nosotros a diario, se preocupa por nosotros. Él quiere que tú juegues feliz y eso es muy valioso para un futbolista".

La temporada de la Undécima: "Pasó todo muy rápido. Acabamos el año muy bien y la Champions fue un sueño hecho realidad. Es muy difícil de describir, no me lo podía ni imaginar".

Su objetivo: "Estoy muy feliz de defender la camiseta del equipo de mi vida. Es un placer cada vez que salto al campo".

Final de la Champions: "En esa semana había acabado la temporada y teníamos quince días para preparar la final. Estaba muy pendiente del viaje, la gente te escribía... Me intentaba evadir de lo que nos íbamos a jugar. Hacer lo mismo de siempre fue el mejor secreto".

Ritual del balón: "Es difícil de explicar. Me gusta el baloncesto y llevaba el balón en la mano. Me salió así y me ayudó a concentrarme. En mi cabeza estaba marcar el penalti y ayudar al equipo".

La Liga de Campeones: "Lo que conlleva ganar la Champions es la felicidad de mucha gente. Es un orgullo ir a Cibeles, ir al Bernabéu a festejar con la afición. Te das cuenta de eso cuando pasa una semana. Tiene su aquel ganarla".

El penalti: "No lo tenía decidido cuando iba de camino. Cuando coloco el balón, tomo carrerilla y veo a Oblak es cuando decido tirarlo a ese lado. Lo normal es tenerlo pensado de antes (ríe)".

Atrevimiento: "No sé si llamarlo personalidad, te sientes muy bien (ríe). Era mi primera temporada y conseguir esa Champions y tirar el penalti me hizo crecerme. Ahí nos dimos cuenta de la calidad y de la plantilla que teníamos".

¿Qué le dijo Zidane?: "Que fuera como yo soy y que ayudara a defender, por supuesto".

Fue suplente: "Vas asumiéndolo en la banda mientras calientas. Es importante visualizar el partido, por donde se puede hacer daño. Hay que salir al campo a darlo todo".

Tres Champions seguidas: "Soy consciente de lo que conseguimos, es parte de la historia del fútbol. Tenemos una generación muy buena, con los tres títulos consecutivos. Hay que estar orgulloso de todo ese trabajo".

La tanda: "Se pasa peor en el centro del campo viendo a tus compañeros que tirándolo tú. Hubo mucha tensión".

Recuerdos de la noche: "Trato de quitarme las supersticiones. En los penaltis siempre me pongo recto al balón y luego me tuerzo para tirarlo. Guardo todo, pero con especial cariño las botas, que tienen un agujero en el empeine porque me pisó un jugador del Atlético".

Vuelta de LaLiga: "Estamos haciendo una minipretemporada. Trabajamos físico y balón. Estuvimos semanas apartados de los entrenamientos. Es cuestión de tiempo coger el ritmo. Tanto mis compañeros como yo estamos trabajando muy bien. Tenemos ganas de volver a competir y ganar el título de Liga. Estamos viendo el ejemplo de Alemania, que está haciendo las cosas muy bien".

Ramos: "Somos grandes amigos. Antes del penalti me dijo que tuviera confianza, que todos confiaban en mí. Que me dijera aquello me dio muchísima fuerza".

Celebración: "La carrera para abrazar a Cristiano fue la más rápida que he hecho en mi vida. Fue una satisfacción... Estábamos todos abrazados y solo se escuchaban nuestros gritos. En San Siro el palco de familiares está a pie de campo, me acerqué y nos abrazamos y nos pusimos a llorar sin decir nada".

Sus padres no vieron el penalti: "Me acuerdo que después de recibir la medalla los llamé y me dijeron que no lo habían visto, que a dónde lo había tirado. Estaban muy contentos, igual que todos".

Once finales: "Nuestro planteamiento es que el factor cancha no es tan importante. Nos tomamos las once jornadas como once finales. Queremos ganar los once partidos y si hacemos las cosas como venimos haciendo, seguro que le damos una alegría a la afición".

Noches de Champions en el Bernabéu: "Es increíble. Desde el recibimiento en el autobús sabes que hay un feeling especial. El factor Bernabéu es muy decisivo. Nos empuja a sacar lo mejor de nosotros mismos".

Progreso: "La primera semana de vuelta fue diferente, de adaptación. No nos podíamos pasar el balón entre nosotros ni interactuar. Poco a poco se va volviendo a la normalidad".

Viene el Eibar: "Tenemos muchas ganas de volver a competir. Es lo que todo jugador quiere. Ojalá venga pronto ya el partido. Queremos acabar la temporada, disputar las once jornadas que queden y ganar la Liga".