BUNDESLIGA

Favre no se rinde y el club le apoya

"No estoy pensando en rendirme en absoluto", dice el técnico suizo, y el gerente del club, Hans-Joachim Watzke, dejó claro que no había "alguna para discutir sobre el entrenador".

Favre no se rinde y el club le apoya
POOL REUTERS

La dolorosa derrota por 0-1 del Borussia Dortmund en el clásico del fútbol alemán ante el Bayern deja la Bundesliga prácticamente sentenciada y a Lucien Favre al borde del abismo. Los medios alemanes no tardaron en colocar en el alambre al técnico suizo del BVB, que se vio superado dos veces por el campeón esta temporada, no logró que sus pupilos le metieran ni un solo gol en los dos enfrentamientos ligueros (0-4 y 0-1) y apunta a ser destituido después de tan solo dos años al mando de la nave en el Signal Iduna Park.

Favre firma un año negro más en todas las competiciones. Cayó eliminado en la Champions, cayó eliminado en la Pokal y ahora se despide de la lucha por el título a falta de seis jornadas para el final. No cumplió las expectativas de la cúpula borusser, que dejó bien claro el objetivo cuando le presentó tras la destitución de Peter Stöger hace dos años: pelearle la ensaladera al Bayern. Y el propio Favre es consciente de su fracaso. Hablará de su futuro en unas semanas, dijo el martes.

Son muchas cosas las que enfadan a la junta del club. Ante todo su carácter austero y reservado, que le impidió conectar con una apasionada hinchada y un entorno tan ansioso de líderes visibles desde que Jürgen Klopp, entrenador y speaker a la vez, llevara al Borussia a la gloria por última vez en 2012. Pareció que no le hacía falta cuando colocó al Dortmund líder de la Bundesliga y a nueve puntos del Bayern en su primera temporada en el oeste de Alemania, pero los muniqueses apretaron en la vuelta y Favre no supo revivir a los suyos.

Fue el primer fracaso, pero el BVB decidió apostar por él. Ahora volvió a decepcionar y sus días en el banquillo borusser parecen estar contados. Según Bild, en el seno del club ya sondearon a entrenadores antes de la reciente derrota frente al Bayern. Escaseaba la confianza en un Favre que, tanto en el Hertha como en el Gladbach y ahora en el Dortmund, no supo demostrar que es un ganador nato. Contra el Bayern dejó fuera a su estrella Sancho, una decisión que también se le echa en cara. Ahora puede quedarse fuera él. Suena Niko Kovac. Otro fracasado, pero éste último en el Bayern.

"No estoy pensando en rendirme en absoluto. Ayer todos estábamos decepcionados, pero mis palabras en la entrevista justo después del partido parecen haber sido malinterpretadas", dijo Favre. "Lo que solo quise decir es que ahora no es el momento de revisar la temporada. ¿Por qué debería serlo? El domingo en Paderborn tenemos que volver a ofrecer una gran actuación. En eso tenemos que concentrarnos, en nada más", aclaró.

El suizo se mostró molesto tras el partido a una pregunta tras el partido y la opinión de que no era un entrenador capacitado para ganar títulos. "La gente ha estado diciendo eso durante meses. No leo los periódicos, pero sé de qué se trata. Hablaré de ello en un par de semanas", zanjó.

El gerente del club, Hans-Joachim Watzke, dejó claro igualmente que no había "alguna para discutir sobre el entrenador". "Estamos jugando una muy, muy buena segunda mitad de la temporada, hemos anotado 27 de los 30 puntos antes del partido, hemos sido elogiados en todas partes. Lo que menos quería Lucien Favre era desatar un debate ahora", sostuvo a los periódicos del grupo de medios 'Funke'.