ALEMANIA

Müller, el Benjamin Button de la Bundesliga

Bajo las órdenes de Flick, Müller parece haber renacido: suma 20 participaciones de gol, 13 en forma de asistencia y otras siete marcando.

Si hay un jugador en la Bundesliga que está viviendo su segunda juventud, ése es Thomas Müller. Hace tan solo un año, Joachim Löw anunció que no contaba más con él, Jerome Boateng y Mats Hummels para la selección alemana, pero el canterano del Bayern de Múnich no se vino abajo, siguió trabajando y ahora puede que el seleccionador alemán se arrepienta de su decisión. Müller sumó un tanto y una asistencia más en la victoria por 5-2 del campeón alemán ante el Frankfurt el sábado y cuenta con un total de 17 pases de gol en la Bundesliga (récord a estas alturas de la temporada) y siete tantos. A sus 30 años de edad. Le queda cuerda al campeón del mundo de 2014.

Gran culpa de esta nueva explosión sobre el terreno de juego tiene Hansi Flick. El canterano del Bayern no contaba para su antecesor en el cargo, Niko Kovac, e incluso estuvo a punto de dejar el club de su vida en el mercado invernal. Pero fue llegar Flick y Müller renació. Bajo sus órdenes, Thomas suma 20 participaciones de gol, 13 en forma de asistencia y otras siete marcando. No hay otro futbolista en las filas del pentacampeón de Europa que firme semejantes registros con Flick, que supo sacar lo máximo de un delantero con el que ya coincidió en la Mannschaft cuando fue segundo de Löw de 2006 hasta 2014.

"Una vez más hay que destacar su labor", dijo Flick después del triunfo ante el Frankfurt. "Es muy habilidoso a la hora de aprovechar los espacios al máximo", añadió. Leon Goretzka, compañero de Müller que marcó el primero de la tarde a pase de Müller, no tardó en agradecerle el envío: "Thomas tiene esa calidad. No cuelga el balón a ciegas, sino levanta la cabeza antes de hacerlo", explicó la jugada el ex del Schalke. El propio Müller, conocido en la Bundesliga por su inigualable sentido del humor, vivió la situación de manera diferente: "Si te soy sincero, no vi a Leon. Lancé el balón al espacio libre, seguro de que uno de los nuestros lo aprovecharía", dijo entre risas.

En el Bayern no han tardado en darse cuenta de que el símbolo del club vuelve a estar de dulce; y actuaron al respecto. El campeón de la Bundesliga aprovechó el parón de la competición como consecuencia del coronavirus para premiar su exquisito momento de forma ampliando su contrato hasta 2023. Müller ya es una leyenda en el Allianz Arena y sus cifras con la indumentaria rojiblanca lo corroboran: tras vencer al Eintracht suma un total de 249 victorias en la Bundesliga con la camiseta del club de su vida, una renta que solo supera el mítico ex portero Oliver Kahn con once victorias más. No hay que ser vidente para saber que batirá su registro en breves.

Eso sí, el renacimiento de Müller no es motivo de alegría para todos. También hay un gran damnificado de su excelente momento: Philippe Coutinho. Nada más aterrizar en el Bayern el verano pasado, los medios alemanes ya daban por hecho la suplencia de Müller ante la llegada de la estrella brasileña. Una temporada después, el alemán volvió a sorprender a todos y superó todos los registros de Coutinho, que solo suma nueve goles y ocho asistencias en lo que va de curso. El club, en la persona de Karl-Heinz Rummenigge, ya anunció que no hará efectiva la opción de compra por la cesión del Barcelona. Tendrá que buscarse club nuevo tras perder el duelo personal con el Benjamin Button de la Bundesliga.