ATHLETIC

El Athletic firma a dos cadetes de la órbita de la Real Sociedad

ANTIGUOKO

Álex Alba y Unax Rezola, del Antiguoko, convenido de los txuri-urdin, firman por tres años y dos más opcionales, con cláusula de 30 millones si llegan a debutar con el primer equipo.

El Athletic se está moviendo mucho por Gipuzkoa y ha vuelto a pescar en la cantera de la provincia vecina. Cada vez que sale un jugador de la órbita de la Real al club bilbaíno, o al revés, se monta un buen revuelo. Y los dos últimos casos son los cadetes Álex Alba y Unax Rezola, del Antiguoko, club convenido de los txuri-urdin y que de hecho se ejercitan desde hace tiempo en Zubieta. Ahora cambiarán de aires.

El Antiguoko es un club que ha dado grandes noticias al Athletic históricamente, a través de un fructífero convenio de colaboración. De hecho, en la actual plantilla hay cuatro jugadores formados en el club donostiarra: Aduriz, Nolaskoain, Unai López y Guruzeta. Los exleones Iraola y Valencia también lo hicieron en el pasado. Desde 2001 es una entidad vinculada a la Real.

Ibaigane ha logrado arrebatar a dos grandes perlas al 'eterno enemigo'. Ambos han jugado con Euskadi el Campeonato de España Sub-16. Solo ha sido necesario el acuerdo con su agencia de representación, Acción Sport, que tutela entre otros a Ibai Gómez, Jagoba Arrasate y Vivian. La agencia llevó a otros jugadores como Cabieces y Rementería del Romo a la Real. Al ser Sub-16 tanto Alba como Rezola, no hay posibilidad de retención y son libres de marcharse a cualquier club a partir de julio. Han firmado un contrato de tres temporadas y dos más opcionales. Los dos chavales ingresaron en alevines en la escuela de fútbol del conjunto donostiarra, en el que han completado dos años en infantiles y otros dos de cadetes. Son de la generación de 2004 y en Bilbao iniciarán la etapa de juveniles. Tenían otras ofertas de clubes importantes, pero se han decantado por el Athletic, que estará muy pendiente de su evolución futbolística pero también les ayudará en la faceta académica. Rubrican contrato con una cláusula que irá creciendo según ciertas variables y llegará hasta los 30 millones si debutan con el primer equipo.

Alba nació el 22 de enero de 2004, es donostiarra y el capitán del Antiguoko. Juega preferentemente de central, aunque también lo ha hecho de lateral en las dos bandas e incluso como pivote defensivo. Tiene buena salida con el balón en los pies. Hace tres años anotó un penalti, una de sus especialidades, que dio el título al Antiguoko en la Gothia Cup, el torneo de fútbol base más importante del mundo, ante el conjunto tunecino del Coerver Tuning. Por su parte, Rezola, del 17 de enero de 2004, es natural de Usurbil, es decir, paisano de Agirretxe e Iraola. Se trata de un extremo zurdo, rápido y vertical, y con gol. También puede jugar por la derecha o de mediapunta.