LALIGA

LaLiga tiene un plan para clubes retrasados en la desescalada

Son propuestas incluso para llevarlos a otras ciudades a entrenarse si no suavizan las medidas. Tebas presentó el protocolo: viajes en el día y en chárters pagados.

El presidente de LaLiga, Javier Tebas se reunió este viernes por la mañana con los representantes de los clubes de Primera y Segunda, dentro de las Juntas de División, para analizar la actualidad y consensuar los pasos a seguir en las próximas semanas en coordinación con el Gobierno y siempre respetando cada punto de los protocolos que se van aprobando. Este "borrador de máximos" deberá pasar por la Comisión Delegada de la patronal para su aprobación. El tema estrella fue el protocolo de vuelta a la competición que la patronal presentó al detalle a sus asociados. Se trata de un boceto que se ha venido completando desde inicios de marzo, y que se seguirá alimentando a lo largo de las próximas semanas para que finalmente pueda ser aprobado por Sanidad.

En este sentido, Tebas fue resolviendo las dudas que le fueron planteando los presidentes, directores generales y vicepresidentes de las diferentes entidades profesionales. Muchas de esas preguntas fueron orientadas a cómo se van a realizar los diferentes desplazamientos ya sea en tren, avión o por carretera. Aquí la idea de LaLiga es respetar la integridad del campeonato, que el plan tenga el menor impacto económico posible y, sobre todo, que se vele por seguridad y la salud de los profesionales. Por ello, se baraja la opción de que los equipos de Primera y Segunda viajen en el día (se jugará cada 72 horas) y que, a poder ser, se haga en vuelos chárter para que todos los clubes, y no sólo unos cuantos, tengan un trato especial en los aeropuertos en cuanto a seguridad. El objetivo es limitar al máximo los riesgos, ya que es en los trayectos (paradas en restaurantes de carretera, zonas de embarque, etc.) donde mayor peligro de contagio puede haber para los futbolistas. LaLiga se haría cargo de la contratación y gestión de reservas de todo tipo.

LaLiga, que ya se había prestado a ayudar económicamente a los clubes en caso de tener que concentrarse en hoteles durante varias semanas (se limitarán estos confinamientos y como mucho se hará una semana como en Alemania), medita la opción de destinar ese dinero presupuestado que de momento no se va a emplear en esa estrategia, al ser rechazada por una mayoría de los jugadores, en sufragar esos viajes especiales. Es consciente que muchos equipos, sobre todos los más modestos de Segunda, acostumbrados al autobús, no se pueden permitir ciertos lujos. Así, todos los equipos afrontarán los partidos con las mismas condiciones y garantías, sin que los más poderosos tengan más beneficios y menos riesgos que los clubes más pequeños.

Tebas explicó los planes, ligados a Sanidad, para pasar las fases del protocolo de entrenamientos y recordó que la prózxima semana se volverán a hacer los test que estaban planificados así como las revisiones serológicas. LaLiga asegura que no está negociando, ni mucho menos presionando, a Sanidad para que los entrenamientos de todos los equipos sean iguales independientemente de la fase en la que se encuentren sus respectivas provincias. LaLiga quiere dejar claro que es el Gobierno el que tiene que marcar la pauta en todo momento y el resto colaborar y ceñirse a las directrices marcadas. Una cosa es hablar del tema y proponer alternativas, como hace y hará, y otra presionar. Desde el Pacto de Viana eso se ha acabado. Uno de los planes de LaLiga, aún por concretar, y si no se suavizan las medidas con los clubes profesionales como con los centros de alto rendimiento, es ayudar a esos equipos que se queden atrapados en una fase inferior que el resto (como ahora sucede con los de Madrid, Barcelona y Castilla y León que se quedan en la 0 sin poder pasar a la 1) proporcionándoles hoteles e instalaciones en otras ciudades diferentes a las suyas, si se lo permiten, para entrenarse y seguir el ritmo de los demás. Pero toda esa estrategia que afecta a siete clubes de Primera y a cinco de Segunda depende de la Orden Ministerial para saber si puede seguir entrenando de forma individual o se puede avanzar. Es un plan extrapolable para el resto de fases que quedan por recorrer este próximo mes.

El jueves se habló de temas jurídicos en relación con los abonos

El pasado jueves LaLiga ya resolvió con los clubes algunos flecos pendientes, a nivel jurídico, de cómo solucionar el problema con los abonos de esta temporada y cómo afrontar la próxima campaña, así como la estrategia para compensar a los socios por los cinco o seis partidos que no van a poder disfrutar en sus estadios esta temporada con este final improvisado. La conclusión es que cada uno, más allá de las recomendaciones realizadas, tiene libertad de maniobra (como hizo Ángel Torres), aunque lo mejor es ir todos por el mismo camino. Por eso se han citado para la próxima semana para seguir debatiendo propuestas