REAL SOCIEDAD

La curiosa relación de Isak con el 'coach' de la Real y la filosofía

El delantero sueco reconoce que es un "apasionado" de la filosofía estoica, en la que Imanol Ibarrondo basa muchas de las charlas que ofrece a los jugadores

La curiosa relación de Isak con el 'coach' de la Real y la filosofía
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Alexander Isak ha demostrado ser una persona obediente. El jugador sueco explicó en una entrevista en Francia que sigue a rajatabla las indicaciones y consejos que le da el 'coach' de la Real Sociedad, Imanol Ibarrondo, que basa muchas de sus charlas a la plantilla realista en la filosofía estoica, de la que Isak asegura ser un "apasionado", porque desde hace tiempo muestra interés por la filosofía. "Más allá de las cosas clásicas que me importan mucho, como conversar mucho con mis seres queridos, soy un amante de la filosofía. Me ayuda. He leído mucho sobre ello y adoro a los estoicos. Soy un apasionado de ellos. Son mis preferidos", dice. Precisamente, Ibarrondo recurre a la filosofía estoica para hablar de la situación compleja por la que atraviesa el mundo. "Llevo escuchando durante todo este tiempo la palabra 'resistiré', que viene ligado a la palabra estoicamente, y es una expresión bien traída, porque los estoicos desde hace mas de 2.000 años han sido maestro en el arte de diseñar estrategias y técnicas para poder afrontar las adversidades de la vida sin ser vencidas por ellas", señala el 'coach' realista. Isak es un estoico más de la plantilla realista.

A partir de ahí, el sueco reconoce que no se fija en exceso en los porteros rivales. "Estudio un poco la defensa rival, de manera global, y recibo algunas breves explicaciones sobre el portero rival, no mucho más", explica en una entrevista en la revista 'France Football'. De momento, no le va mal así, porque está completando una primera temporada sobresaliente en la Real. "Mi única meta era progresar, mejorar en todas las facetas. Y, sobre todo, ayudar al equipo a conseguir sus objetivos. Me gusta más la idea de ayudar a crear puntos para el equipo. No me puse un objetivo de goles, porque no soy de la gente que se pone límites. Busco mejorar lo máximo posible y me digo que el resto vendrá de manera natural".

También habla del gol, esa gran obsesión para todos los delanteros. "Digamos que debes encontrar el punto medio entre entrenar el gol y llevarlo dentro, el equilibrio correcto. Tienes que trabajar duro en tu definición para marcar goles cuando llegue el partido, pero disparar en un entrenamiento o hacerlo en un partido no es lo mismo". En ese sentido, Isak da gran valor a la confianza para ver puerta con más facilidad. "Si tengo que elegir entre la confianza y el instinto, me quedo claramente con la confianza. La llave es no tener miedo de hacer exactamente lo mismo que harías en un entrenamiento o en la Playstation en el partido. El instinto, en cualquier caso, permite resolver diferentes situaciones".

Pero para tener confianza, la clave para un delantero es marcar goles. Pero Isak tiene una visión particular de este hecho. "Lo que tienes que entender es que la confianza depende del rendimiento... Si lo haces, tu confianza aumenta. De lo contrario, fuera de la cancha puedes trabajar en ello. Porque todo lo que hablamos depende de tu estado mental, de creer en ti mismo y de saber qué opiniones externas te importan". Es la filosofía de vida de jugador más estoico de la plantilla de la Real.