COPA DEL REY

El cambio de final priva de dinero, Europa y estrellas

Athletic y Real se quedan sin 7 millones de la Europa League y con la duda de si llegarán Aduriz y Odegaard. Merquelanz, de ser eliminado por la Real a poder jugar con ella en La Cartuja.

Partido de Liga disputado entre la Real Sociedad y el Athletic el pasado mes de febrero.
AMAIA ZABALO DIARIO AS

EI Athletic y la Real Sociedad pusieron en una balanza lo que ganaban y perdían con la solicitud del aplazamiento de la final de Copa hasta que se pueda contar con público. Calcularon muy bien los perjuicios, que son grandes, y prevalecieron las ganas de llenar La Cartuja y la celebración de quien logre levantar el trofeo. Lo más evidente es que se pierde una plaza europea, garantizada para el campeón y según determinó la Federación Española, para el subcampeón si aquel la obtuviera vía Liga. El Athletic lleva dos temporadas fuera del circuito continental y este es, por historia y prestigio, su objetivo cada año.

Además, esa ausencia conlleva una gran merma económica. Los rojiblancos han ingresado una media de 11 millones de euros en sus últimas participaciones continentales. Los ingresos en Europa League van a bajar el curso venidero por la ausencia de aficionados, pero se calcula que habrá unos 7 millones de ingreso mínimo. En el caso de la Real, el riesgo está más medido, ya que considera mucho más factible su pase europeo por los méritos en el torneo de la regularidad, ya que ahora mismo es cuarto. Hasta tiene aspiraciones de Champions.

Jugar la final la temporada próxima conlleva casi con total seguridad tener que esperar a 2021. Las plantillas del Athletic y Real Sociedad no serán las mismas, por pura ley de probabilidad. Aduriz y Odegaard, uno por leyenda y el otro por ser una de las revelaciones del campeonato, son los nombres propios en este cambio de rumbo. Aritz cumple 40 años en febrero y ya avisó hace unas semanas de que su cadera le ha dicho basta. Todos quieren que esta final sea el broche perfecto a una carrera admirable. Por su parte, la Real da por segura la continuidad de Odegaard, aunque acaba su año de cesión desde el Real Madrid, su intención es convencer al club blanco para aumentar el préstamo un año más.

Hay otros jugadores que se ven fuera de encuadre con este aplazamiento, como Beñat y San José, otros dos veteranos, en el bando rojiblanco. O Zurutuza en los txuri-udin. Y se incorporarían caras nuevas. Alkorta no pierde de vista a Javi Martínez, por ejemplo. Y Merquelanz volverá a Anoeta tras la cesión al Mirandés; cosas del destino, el último obstáculo de la Real para llegar a la controvertida final de Copa.