DEPORTIVO

Seguir con la defensa de cinco, el primer dilema de Vázquez

El sistema le funcionó para ganar 6 partidos seguidos, pero en los últimos 4 sumó dos puntos. Sólo cuenta con tres centrales natos: Montero, Mujaid y Ba.

Fernando Vázquez dando instrucciones durante un entrenamiento del Deportivo.
Jesús Sancho (Sanchofoto)

El fútbol volverá a la actividad esta semana después de más de cincuenta días de confinamiento. Un largo periodo de tiempo en el que Fernando Vázquez ha tenido tiempo y tiempo para estudiar aciertos, errores y cómo afrontar lo que queda de Liga. El primer dilema al que tendrá que enfrentarse el técnico blanquiazul es si sigue apostando por el sistema de tres centrales que implantó cuando se hizo cargo del equipo en enero. La fórmula fue un éxito total con la que encadenó seis victorias consecutivas desde su debut que sirvieron para resucitar al Deportivo, que pasó de ser el colista a pisar la salvación en una remontada histórica.

La impresionante racha llegó a situar a los herculinos con cinco puntos de colchón sobre el descenso y a seis del playoff, pero un polémico empate en Riazor ante el Girona (2-2) puso fin a la marcha victoriosa y el equipo volvió a dudar. Así, tras los seis triunfos consecutivos se encadenaron cuatro partidos sin ganar en los que sólo se sumó dos puntos. El frenazo devolvió a los coruñeses al descenso tras una dura goleada en Almería (4-0) en la última jornada que disputó antes del parón de la competición.

Este bajón en el rendimiento generó dudas en el técnico sobre su intocable sistema de tres centrales. El equipo, uno muro infranqueable en la racha victoriosa (dos goles encajados en seis partidos), volvió a ser tan frágil como en la etapa de Anquela o Luis César al recibir nueve tantos en sólo cuatro encuentros. Pero esta debilidad defensiva no fue el único problema, ya que vino acompañada de inoperancia ofensiva. Así, se pasó de ver puerta en seis partidos consecutivos (9 goles) a marcar tres tantos en cuatro. Además, dos de los tres fueron ante el Girona y el equipo se quedó a cero en sus últimos dos duelos (Lugo y Almería).

Las dudas de Vázquez de seguir manteniendo su defensa de cinco también es una cuestión numérica y de nombres. El fin de la racha victoriosa coincidió con la grave lesión de rodilla de Somma. Y esto, ante el exiguo número de centrales, obligó a retrasar a Peru Nolaskoain, hasta ese momento intocable junto a Gaku en el mediocentro. Un movimiento que acabó por pagar el equipo. Vázquez sólo dispone de dos centrales (Montero y Mujaid) y un tercero fichado para suplir a Somma que no pudo ni debutar (Abdolulaye Ba). Toda una suma de factores que podrían hacer que el preparador de Castrofeito abandone el dogma de los tres centrales cuando regrese la competición.