BARCELONA

El guiño de Fabián al Barça: "Lo queremos mucho"

El preparador físico del Barça, Fran Soto, desveló que el ex centrocampista del Betis regaló cuatro camisetas del Nápoles a Setién, Sarabia, él mismo y Jon Pascua.

Es un secreto a voces que Fabián Ruiz (1996), junto a Miralem Pjanic, es el gran sueño del Barça para reforzar el centro del campo azulgrana la próxima temporada. Lo que no era tan público era el detalle que el interior de Los Palacios tuvo el pasado 25 de febrero con los técnicos azulgrana. Lo desveló el preparador físico, Fran Soto, en el transcurso de la charla telemática que el club organizó con su staff técnico a través de sus medios oficiales.

 

Con motivo del Nápoles-Barça de octavos de final de Champions que se jugó en San Paolo, Fabián regaló cuatro camisetas del Nápoles a cada uno de los miembros del cuerpo técnico del Barça: Quique Setién, Eder Sarabia, Fran Soto y Jon Pascua. “Lo queremos mucho”, dijo Setién en códigos de cariño. Pero todos se dieron cuenta de que la anécdota daría que hablar, así que Setién intentó bromear con ella. “Igual se creen que lo queremos fichar”, sonrió. Los valores de Fabián, especialmente la humildad, ya han sido destacados por Setién en más de una ocasión: “Gracias a jugadores como él, estamos aquí”.

Fabián ya ha sido pretendido dos veces por el Barcelona. La primera fue en el verano de 2017. Aquí las versiones difieren. Mientras Quique Setién asegura que fue él quien frenó la marcha de Fabián por un millón de euros, Serra Ferrer desveló una conversación con Pep Segura en la que le manifestó la negativa del Betis a cederlo: “Le dije que al Barça B no iba a ir y que si querían hacer una oferta para el primer equipo la estudiaríamos. El jugador iba a hacer la pretemporada con el primer equipo nuestro porque el entrenador (Quique Setién) no le conocía”.

El Barça descartó a Fabián pero le siguió los pasos. Es ahí cuando aparece Robert Fernández, que lo quiso fichar en 2018. Fabián, que había impresionado en un espectacular derbi ante el Sevilla (3-5), renovó su contrato en enero de 2018. Su cláusula se duplicó entonces. Pasó de 15 a 30 millones. Las condiciones del jugador convencían a Robert. Sin embargo, el club descartó atacar finalmente su incorporación porque entendía que con Rakitic y Paulinho (que luego se fue), esa posición ya estaba cubierta. Ahora, Fabián vuelve a ser el gran deseado.