ITALIA

Así se enamoró Lukaku del Inter: Ronaldo, Adriano y el Pro

El delantero compartió un directo de Instagram con Adriano. El brasileño recordó un gol suyo al Real Madrid en el Bernabéu en un trofeo en 2001.

Así se enamoró Lukaku del Inter: Ronaldo, Adriano y el Pro
MARCO BERTORELLO AFP

Romelu Lukaku era apenas un chaval cuando Adriano perforaba redes enfundado con la camiseta número 10 del Inter de Milán. Ayer, el belga pudo compartir un rato en público para todos sus seguidores de Instagram con el brasileño, uno de sus ídolos.

El Emperador fue uno de los motivos por los que Lukaku se enamoró del Inter por ser uno de sus favoritos en la vida real, pero también en los videojuegos. En plena explosión de Adriano, el Pro Evolution Soccer 6 reinaba en las consolas y allí, la pareja que formaban el brasileño junto a Obafemi Martins era una de las más letales del juego y las que más usaban los jugadores. Lukaku entre ellos. "Martins y tú erais mis delanteros en la Play Station" reconoció el belga cuando Adriano comentaba como Mourinho gestionaba las parejas en ataque.

Pero otro delantero brasileño también tuvo que ver para que el belga se enamorara el club de Lombardía: Ronaldo Nazario. "En cuanto supe que había una oportunidad de venir a Italia solo pensaba en el Inter. La primera final que vi fue la de la UEFA del 98 con ese gol de Ronaldo y luego, llegaste tú", le confesaba a Adriano.

Adriano y Martins durante un partido de la Serie A

Un reconocimiento, el de Romelu Lukaku a Adriano, que es mutuo. "Estoy muy feliz de charlar contigo, fuiste un gran ídolo para mí", aseguraba el actual punta neroazzurro. "Tú también eres un gran jugador. Ahora ocupas mi lugar y estoy muy feliz por ti y porque el Inter apostara por ti", confesó el brasileño.

"¿Mi gol favorito? El de falta al Real Madrid"

Adriano y Lukaku recordaron muchas anécdotas de su carrera y entre ellas, el 9 del Inter le preguntó por su mejor gol con el conjunto italiano y el delantero brasileño se quedó con uno al Real Madrid de falta en el último minuto para ganar el Trofeo Bernabéu de 2001 y con otro ante Udinese en la 04/05, un disparo potente desde más de 30 metros respecto a la portería. Lukaku eligió otro por él, otro cañonazo a su ex equipo, la Roma, en el Olímpico en Coppa Italia.

Ambos también pensaron como funcionarían jugando juntos arriba. "Somos grandes, fuertes, explosivos y nos viene dado. Tú eres enorme también. Imaginate los dos jugando juntos arriba...", especuló Adriano, a lo que Lukaku se se puso un objetivo grande para ambos si eso hubiera llegado a producirse. "¡Marcaríamos 70 goles por temporada!", afirmó.