CORONAVIRUS |

Un mes sin fútbol en España

Un Eibar-Real Sociedad a puerta cerrada el 10 de marzo hizo caer el telón de Primera, Segunda y el resto de categorías. La incertidumbre se ha instalado desde entonces.

Un mes sin fútbol en España
AMAIA ZABALO DIARIO AS

El Eibar jugó hace un mes su último partido antes del parón por el coronavirus, que ha paralizado casi toda la actividad deportiva, social y laboral en muchas partes del mundo. El martes 10 de marzo de 2020 ha pasado a la historia. En esa fecha, hace un mes, tuvo lugar en el estadio de Ipurua el Eibar-Real Sociedad (1-2), el primer partido a puerta cerrada que se ha disputado en España por el coronavirus.

El COVID-19 condicionó el último encuentro de fútbol que se ha celebrado en la liga española. Y es que el duelo de rivalidad provincial entre los dos conjuntos guipuzcoanos de Primera División se celebró sin público. No pudieron asistir los socios, los aficionados, los periodistas, etcétera. Sólo pudieron entrar las cámaras de televisión, las asistencias sanitarias, y algunos directivos, además de los protagonistas (futbolistas, entrenadores y trabajadores de los dos clubes).

Fue un partido muy extraño, con un Ipurua vacío y un silencio inusual, como si fuera un entrenamiento o un amistoso. Pero el Eibar se estaba jugando la permanencia, y la Real Sociedad, la Champions League. El equipo donostiarra aprovechó la ausencia de público -los seguidores azulgranas habrían sido mayoría-, para obtener su primera victoria (1-2) en el campo eibarrés en Primera División.

Charles Dias logró de penalti en el minuto 89 el último gol que se ha marcado en la liga española. Un tanto que no ayudó al Eibar, porque antes los blanquiazules habían acertado con dos dianas. Así, los eibarreses se han quedado con el 'agua al cuello' con 27 puntos, a dos puntos de los puestos de descenso; mientras que la Real se aupó a la cuarta posición de la clasificación (empatada con el Getafe), a un solo punto del tercero (el Sevilla).

Los dos entrenadores hicieron rotaciones en sus plantillas ante la acumulación de partidos. Así, José Luis Mendilibar hizo 6 cambios respecto al partido anterior, mientras que Imanol Alguacil introdujo 8 variaciones.

Además, como los azulgranas debían de visitar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu tres días después (el viernes 13 de marzo), Mendilibar había dado descanso a tres titulares, Sergi Enrich, Pape Diop, y Pedro León.

Mikel Oyarzabal, el futbolista eibarrés de la Real Sociedad, aprovechó una pena máxima -tras una mano de Pedro Bigas- para adelantar a su equipo en el marcador en la primera parte. El Eibar pudo haber logrado el empate poco después también desde los 11 metros, pero el portero Alex Remiro paró un penalti a Fabián Orellana. El acierto de Remiro fue clave para que se llegara con ventaja visitante al descanso. En la segunda mitad, Willian José aprovechó un pase de Portu para hacer el segundo tanto realista, al que sólo pudo contestar de penalti Charles, ya sin tiempo para más.

Por el Eibar jugaron Dmitrovic; Rober Correa, Arbilla, Pedro Bigas (Esteban Burgos, 81), José Ángel 'Cote'; Sergio Álvarez (Charles, m. 67); Escalante, Edu Expósito; Orellana, Kike García, e Inui (Quique González, m. 76). En el banquillo azulgrana quedaron sin jugar Yoel, Rafa Soares, Cristóforo y De Blasis.

Por la Real Sociedad actuaron Alex Remiro; Zaldua, Aritz Elustondo, Robin Le Normand, Aihen Muñoz; Zubeldia; Sangalli (Ander Guevara, m. 61), Merino; Januzaj (Portu, m. 66), Willian José (Alexander Isak, m. 84) y Oyarzabal. En el banco estuvieron sin actuar Moyà, Llorente, Nacho Monreal y Ander Barrenetxea.

Partido aplazado por la contaminación del aire

El Eibar-Real Sociedad era un encuentro de la jornada 24, que se suspendió el 16 de febrero por contaminación del aire debido al incendio en un vertedero en Zaldibar. Ese desastre ecológico vino provocado por un derrumbamiento de dicho vertedero el 6 de febrero que sepultó a dos trabajadores, cuyos cuerpos no han podido ser encontrados.

Así, el duelo aplazado entre los dos conjuntos guipuzcoanos de Primera, tuvo lugar 3 semanas después de la fecha prevista.