DEPORTIVO

Primeras grietas en el Deportivo por el ERTE y el caso Cebrián

El empresario, clave en el acuerdo con Abanca, ha dejado de ser asesor. En el consejo había discrepancias sobre el ERTE a los trabajadores ordinarios.

Fernando Vidal, cuarto por la izquierda,  y su consejo de administración.
JESUS SANCHO DIARIO AS

Fernando Vidal y su consejo entraron en el Deportivo en enero como una ola. El equipo, colista destacado, enlazó seis victorias en el arranque de 2020 y logró salir del descenso. La llegada de Fernando Vázquez, unida a los buenos resultados, recuperó a la afición y a un Riazor que comenzaba a ser un desierto. El empresario naviero, con el apoyo de Juan Carlos Cebrián, trajeron un acuerdo con Abanca que permitió aumentar la liquidez para realizar seis fichajes (siete con Abdoulaye Ba) y una futura ampliación de capital que podría llegar a los 70 millones de euros (pendiente de la Junta Extraordinaria suspendida por el Coronavirus).

Todo este estado de optimismo se ha visto frenado en el último mes al caer de nuevo el equipo en descenso y producirse las primeras grietas en el consejo. La primera ‘crisis’ ha sido la salida de Cebrián, cuyo papel era el de asesor externo pero que estaba presente en todas las decisiones y en el día a día de la vida del club. Su marcha se produjo el viernes 13 de marzo. Según la ‘versión oficial’ para atender a sus negocios, muy centrados en la hostelería y el ocio, ante la crisis que se avecinaba. Otras fuentes apuntan a choques con varios consejeros unido a unas declaraciones dos días antes de esa fecha en la Cope que no gustaron en el club e incluso a varios de los principales patrocinadores.

Pero esa no ha sido la única crisis que ha ocurrido dentro de la Plaza de Pontevedra en los últimos tiempos. La postura respecto a la aplicación de un ERTE o no a los empleados ordinarios del club no tuvo consenso. Una parte de los directivos eran de la opinión de su aplicación, e incluso algunos medios de comunicación aseguraron hace una semana que se aplicaría de forma inmediata. Sin embargo, triunfó la otra facción y ya se la ha comunicado a los trabajadores que por ahora no habrá ERTE. Lo que sí aplicará el Deportivo es una reducción de salarios a los futbolistas, algo que actualmente se está negociando con la plantilla.