REAL MADRID

Las decisiones de Zidane que pueden condicionar el proyecto

Sin perder de vista lo que pueda pasar en esta, el técnico ya trabaja en la próxima temporada, para la que debe apostar por varias soluciones vitales.

Zidane, departiendo con Florentino.
DIARIO AS DIARIO AS

Este periódico ya ha informado de que, después del estallido de la crisis por el coronavirus, el Real Madrid tomó la decisión de la continuidad de Zidane ocurriera lo que ocurriera. Hasta que sobrevino el desastre, el Madrid había ganado la Supercopa de España en Arabia, pero había caído en Copa ante la Real y tenía un pie fuera de la Champions. A cambio, iba a luchar LaLiga hasta el final. Ahora, todo eso importa poco. Sólo es vital rehacerse y afrontar el próximo proyecto, en el que hay muchas incertidumbres y para el que Zidane, como jefe de máximo del operativo, tiene que tomar muchas decisiones. Son las siguientes…

Haaland o tirar para adelante

Que al Madrid le falta gol ya es una certeza para Zidane. La temporada del histórico doblete el Madrid casi promedió tres goles por partido cuando en esta no llega a dos. En este contexto ha irrumpido con fuerza el nombre de Haaland, el delantero noruego de 19 años. Zidane debe decidir si indica a la entidad que arriesgue en su contratación o tirar con lo que hay: Jovic, Mariano y compañía. En este sentido la vuelta de Asensio podría subsanar la falta de gol (y una vuelta efectiva de Hazard). Pero es un riesgo.

En cuanto a Haaland, si bien no tiene cláusula de rescisión hasta el mercado de invierno de la 20-21, es fácil pensar que el Borussia querría venderle ya este mismo verano para intentar sacar más rentabilidad que los 75 millones que indicará luego la cláusula del noruego.

Bale y James

Es ya una cuestión de autoridad de cara al vestuario. El verano pasado dio orden a la entidad de que les dieran salida y, al final, ante la negativa de los jugadores a marcharse, fue imposible. El problema en ambos casis es el sueldo. Bale es, junto a Ramos, el jugador que más cobra, 14,5 millones limpios. Y James anda cerca de los diez. Ningún equipo llega a pagarle esas cantidades. Debe ser Zidane quien insista si quiere verlos fuera, por un tema de autoridad de cara al vestuario, aunque eso tenga algún coste económico para la entidad.

Pogba o no Pogba

Hay jugadores que volverán y que pueden aportar juego al centro del campo, como Odegaard o Ceballos, pero Zidane quiere apostar por un fútbol de ida y vuelta con músculo en la media. Y sólo hay un jugador que pueda aportar el carácter que él quiere. Ese es su compatriota Pogba. Termina contrato en 2021, el United quiere renovarle pero él sigue queriendo venuir al Madrid. La crisis económica y que sólo haya jugado ocho partidos esta temporada puede bajar su precio claramente por debajo de los 100 millones. ¿El problema? Si se apuesta por ese gasto, se podría comprometer la operación por Mbappé que se tiene programada a corto plazo.

El lateral

También hay que decidir ante el Overbooking. Marcelo quiere terminar su contrato, Mendy está recién llegado, Carvajal es titularísimo y, además, están Odriozola, Achraf y Reguilón. Lo lógico es que el francés ordene la salida de Odriozola, pero aparte de eso debe decidir entre Reguilón y Achraf. Los dos están haciendo una temporada para enmarcar, en Sevilla y Borussia respectivamente. Pero la crisis va a obligar a quedarse con uno y vender al otro. Hay que apostar. Achraf es polivalente, pero el Madrid se tiene que sentar a negociar con él.

Falta un central

Ramos, Varane, Militao y Nacho… Son los cuatro que hay ahora en cartera. De ellos, hay posibilidades de que Nacho pida salir para buscar más minutos en otro equipo y Militao ha dado un rendimiento muy irregular. La cantera tampoco ofrece soluciones de garantías para esta posición. Es razonable pensar que Zidane pueda pedir la incorporación de un jugador para esa posición. Vallejo sigue fogueándose fuera, pero después de su paso por Inglaterra, Alemania y el Granada, cuando ha tenido la oportunidad de jugar en el Madrid siempre le han lastrado las lesiones.

Lunin o Areola

Otra decisión de calibre. El Madrid pagó 11 millones de euros hace dos temporadas por Lunin, una promesa de la portería que entonces tenía 19 añitos. El primer año estuvo cedido en el Leganés sin jugar, luego en el Valladolid, ahora en el Oviedo… Por lo menos, en segunda división está jugando, porque corría riesgo de que su progresión se cortara drásticamente. Es internacional absoluto con su selección. Zidane debe de pensar si es mejor incorporarlo como segundo portero o quedarse con su compatriota Areola. El francés (27 años), mucho más experimentado, ha sido titular en el PSG y es suplente de Lloris en la selección campeona del mundo, Francia.