BARCELONA

Crisis total en la junta: Rousaud tira con bala contra Bartomeu

El vicepresidente, al que el máximo dirigente del club ha degradado, considera que han fallado las formas, denuncia un giro presidencialista y duda que Masferrer se haya apartado de su cargo.

Crisis total en la junta: Rousaud tira con bala contra Bartomeu
Archivo

Poco después de que Josep Maria Bartomeu le comunicara a su vicepresidente Emili Rousaud que ha perdido la confianza en él y que pensaba degradarle de sus funciones a directivo raso, el hasta hace pocas horas delfín del presidente para encabezar la candidatura continuista dentro de un año  ha pasado al ataque y en una entrevista en 'Aquí, Cuní' de SER Catalunya ha cargado con dureza contra Bartomeu. La junta está absolutamente rota.

"Bartomeu me llamó ayer para decirme que recelaba de algunos directivos, entre ellos yo, y que nos degradaba. Consideraba que había filtraciones y que yo había criticado a los ejecutivos del club. Unas razones que son de poco peso, además de que no son las formas. En un período de confinamiento, en la situación en la que estamos y con una llamada teléfonica cuando llego a casa de mi empresa con la mascarilla y los guantes puestos. Viene un periodo complicado para todas las empresas y prescindir de directivos de una acreditada solvencia profesional como va a hacer igual no es lo más adecuado, pero es su atribución", manifestó de entrada.

Rousaud añadió que, a su entender, todo el origen de la polémica está en el escándalo de la empresa I3 Ventures, que monitorizaba las redes sociales del club criticando a jugadores, ex jugadores, ex directivos y entorno. "Bartomeu encargó una auditoría que debe ser revisada en la Comisión Delegada, en la que estamos los vicepresidentes. Y seguramente, es una hipótesis, no quería que estuviésemos en esa presentación. Nos degrada porque se veía venir que no íbamos a comulgar", dijo el directivo, que no ahorró críticas a los ejecutivos del club.

"Los ejecutivos se saltaron los controles internos, eso es una realidad más allá de la auditoría. Yo formo parte del comité para adjudicaciones de facturas y éstas se dividieron para saltarse el control interno del club, eso no está bien”, acusó, para añadir que sospechaba que Jaume Masferrer, asesor presidencial de Bartomeu que fue suspendido de empleo y sueldo a raíz de este caso, sigue trabajando en el club: "El presidente nos dijo que estaba suspendido de trabajo y sueldo, pero no tengo la certeza de que así sea. Lo que sí sé es que Masferrer sigue llamando a directivos. Lo hizo ayer, lo que es curioso. Da la sensación que aún está asesorando detrás de las cortinas".

Respecto a si mantiene su intención de presentarse a las próximas elecciones fue muy duro con la junta actual y el proyecto del que todavía forma parte. "Yo no presenté candidatura, entre otras cosas porque primero quería ver el panorama. Una candidatura continuista de una junta sin credibilidad no tiene futuro", añadió.

Para Rousaud, Bartomeu "ha abandonado la idea de la junta colegiada. Este no es el modelo que marcan los estatutos, es un modelo presidencialista".

Y para demostrarlo explicó que "en 2015 Bartomeu nos propuso un documento para que nos pudiera echar y yo le dije que no me parecía correcto. No cobramos, somos barcelonistas, lo hacemos por ilusión y que el presidente tuviera una pistola para fusilarte no me parece bien".

Negó también que, en la junta informal de Sant Joan Despí, él encabezara un motín contra el presidente: "No le pedí que se apartara, lo que le pedimos fue que adelantara las elecciones. La mayoría de la gente estaba a favor y el presidente dijo que lo consideraría, pero al final no pasó nada".