MUNDIALES FÚTBOL

Los correos que confirmarían los sobornos en los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022

Según informa el Sueddeutsche Zeitung, el órgano judicial de EEUU que lleva el caso dispondría de una serie de correos electrónicos que comprobarían la compra de votos.

Los correos que confirmarían los sobornos en los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022
MICHAEL BUHOLZER AFP

La asignación de los Mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, respectivamente, ha estado bajo sospecha de corrupción desde un principio. En los despachos de la Justicia norteamericana, dicha intuición parece haberse traducido ahora en pruebas concretas. Tal y como avanza el periódico alemán Sueddeutsche Zeitung, el órgano judicial de EEUU, encargado de llevar a cabo la acusación en el caso, dispondría de una serie de correos electrónicos de lo más conspiradores que comprobarían la compra de votos por parte de los países anfitriones.

Llama la atención que las autoridades estadounidenses, siempre según el Sueddeutsche Zeitung, utilizan por primera vez el término “sobornos“. Los nombres que manejan los juristas en torno a pagos procedentes de Qatar son los de Julio Grondona (Argentina, falleció en 2014), Nicolás Leoz (Paraguay, falleció en 2019) y Ricardo Teixeira (Brasil). En cuanto a la asignación del Mundial de 2018 a Rusia incluso se llega a concretar una suma exacta. Jack Warner, ex presidente de la federación CONCACAF, habría recibido un total de cinco millones de dólares de los rusos.

Antes de cobrar esa cantidad, un asistente de Warner fue cesado. Así lo demuestra un correo del que define textualmente Sueddeutsche Zeitung como “colaborador de un ‘cómplice’, que a la vez fue asesor del ex presidente de la FIFA Sepp Blatter“. El contenido del correo es el siguiente: “Comuníquenle que se acordó lo que queda por hacer esta semana“. En caso de que Warner no cumpliera su deuda tendría que afrontar “problemas personales extremos“.

Fue entonces cuando los cinco millones de dólares, presuntamente procedentes de diez sociedades opacas y efectuados en un total de veinte pagos durante medio año, fueron ingresados en las cuentas de Warner. Acto seguido, recibió otro correo con el siguiente contenido según SZ: “Ya están completos los cinco. Necesito una confirmación de este modo: ‘Querido amigo. La transacción se llevó a cabo de la manera acordada (5M en total) y todo fue recibido (menos un mínimo en comisiones bancarias). Muchas gracias, J.'".