GATTI | FÚTBOL

"Me quedan por ver muchos triunfos de mi amado Real Madrid"

Hugo ‘Loco’ Gatti, de 75 años, ha salido este miércoles del hospital tras ser ingresado el pasado 24 de marzo por coronavirus. “Sabía que no había llegado mi momento”.

ENTREVISTA A HUGO ORLANDO LOCO GATTI
JUAN AGUADO DIARIO AS

Hugo ‘Loco’ Gatti ha dado una alegría tremenda a sus múltiples admiradores al salir del hospital de Sanchinarro en el que llevaba hospitalizado desde el pasado 24 de marzo, tal y como anunció esta tarde El Chiringuito en su cuenta de Twitter. Hablamos telefónicamente con el mítico portero argentino, de 75 años.

Hugo, nos había dado usted un susto de muerte. Ha pasado casi tres semanas en el hospital.

El tema era serio, aunque tengo que decir que yo apenas he sufrido porque el coronavirus no me atacó de mala manera como por desgracia le está ocurriendo a otra gente, y sobre todo en Madrid donde está castigando muy fuerte.

¿Cómo se enteró usted de que era positivo con el COVID-19?

En realidad yo estaba tramitando mi pasaje para regresar a Argentina con mi mujer. Pero lógicamente y al estar ya el virus instalado en España necesitaba hacerme el test para viajar a Buenos Aires con la tranquilidad de haber dado negativo. Mi sorpresa desagradable es que el dar positivo me obligaron a quedarme ingresado en el hospital. Y eso que yo estaba asintomático. Para mí esos primeros días fueron desesperantes.

¿Ni fiebre, ni tos…?

Nada, nada. Yo tengo de siempre una especie de tos nerviosa, pero que no tiene que ver con mi estado de salud. Fiebre no tuve en ningún momento ni dolor de cabeza. Los médicos me diagnosticaron que tenía un leve neumonía en el pulmón, lo que demuestra que el coronavirus me estaba afectando sin yo darme cuenta. La suerte es que yo nunca fumé y tenía los pulmones fuertes y limpios. Eso quizá me ha salvado. Gracias a Dios me medicaron bien y me trataron de lujo. Tengo que dar las gracias a los doctores y auxiliares, que me han tratado de maravilla en estas tres semanas. También el Real Madrid y a Florentino, que han estado pendiente de mí en todo momento.

¿Llegó a temer por su vida?

No y eso que yo tuve un problema cardiaco hace dos años y estaba en eso que llamaban patologías de riesgo. Pero como ya le dije hace unos días a Josep Pedrerol desde la cama del hospital no es tan fácil llevarme para allá arriba. No ha llegado mi momento. Maradona preguntó por mí porque a lo mejor pensaba que me tocaba (risas). Es buen amigo.

¿Estuvo aislado?

No. En mi habitación había otro señor, de 89 años, que también ha derrotado al coronavirus y , lo que es la vida, también le han dado el alta hoy. Ha sido una alegría sufrirlo juntos y superarlo a la vez. Es un mensaje de esperanza para todos los que siguen ingresados luchando contra esta terrible enfermedad.

¿Ha notado el cariño de la gente?

Mucho. Increíble. Es verdad que desde que estoy en el Chiringuito me quiere casi más gente en España que en Argentina, pero tanto mi mujer como mis hijos me han dicho que han sido innumerables las llamadas de apoyo y de gente interesándose por mi estado. España forma ya parte también de mi corazón.

¿Y ahora, Hugo?

Tengo que esperar quince días más en casa, porque aunque he dado negativo y por eso me han dado el alta, me han dicho que es mejor estar sin moverse de mi apartamento dos semanas más para no correr riesgos. Cuando acabe el estado de alarma cogeré un vuelo con mi mujer y regresaremos a nuestra casa en Argentina. El susto ya ha pasado. Me quedan por ver muchos triunfos de mi amado Real Madrid.