DEPORTIVO

Deportivo-Milán, la remontada que inspiró a toda Europa

Se cumplen 16 años de una noche mágica que fue espejo para Barça, Roma o Liverpool y pesadilla aún para Carlo Ancelotti.

Valerón, Sergio, Víctor y Manuel Pablo celebran uno de los goles de la histórica remontada del Deportivo al Milan en Riazor (4-0).
MIGUEL RIOPA AFP

Hoy se cumplen 16 años de una de las noches más mágicas que la Champions nos ha dejado en el siglo XXI: el 4-0 del Depor al Milan para remontar el 4-1 de San Siro. Un recuerdo imborrable para todos los seguidores blanquiazules y que permite al conjunto coruñés, cuyos días de vino y rosas quedaron atrás, seguir vigente en el imaginario europeo cada temporada, inspirando a todo el continente cuando llega la primavera y algún equipo se ve al borde del precipicio en una eliminatoria.

En un fútbol en el que las grandes remontadas de antaño empezaban a escasear, el equipo de Irureta enseñó la importancia de no rendirse. Independientemente de la desventaja en el marcador o la magnitud del adversario. Y en los últimos años la Champions ha concentrado varios cambios de guion a priori imposibles que siempre tenían al Depor como espejo. En él se miró el Barça cuando tuvo que levantar el 4-0 que había sufrido ante el PSG y consiguió emular a los blanquiazules devolviendo un 6-1 en el Camp Nou.

El conjunto culé ha sido una constante en esta reminiscencia de rebelarse contra el destino, aunque ya más recientemente cambió el uniforme del Depor para ponerse en la piel del Milan. El Liverpool y la Roma le levantaron dos eliminatorias que Messi había dejado prácticamente sentenciadas en la ida, provocando ríos de tinta en Inglaterra e Italia que hacían referencia a la gesta de los Mauro Silva, Valerón, Pandiani y compañía. Antes y después de los encuentros.

El 'coco' en Italia. El último en probar suerte fue el Valencia ante el Atalanta hace unas semanas. Aunque el conjunto che no logró la machada pese a invocar aquel partido de Riazor ante otro italiano. Porque en ningún sitio dejó huella como en el país trasalpino. Hace un par de campañas, Spalletti llegaba con la Roma a Villarreal con un 4-0 en el bolsillo: "Si no tenemos cuidado, será complicado. A veces hay resultados clamorosos, como el Deportivo-Milan".

Aunque si hay alguien al que volver a esa noche le trae escalofríos es a Ancelotti, entonces técnico rossonero. Así lo afirmaba en 2017 cuando viajó a Londres para medirse al Arsenal con el Bayern tras imponerse por 5-1 en Múnich: "Fue un aprendizaje. He intentado olvidarlo, pero no puedo".