REAL MADRID

Drenthe se reconcilia con el fútbol: renueva con el Kozakken

“Físicamente estoy a punto, a pesar de que me estoy haciendo mayor”, dijo Drenthe, que ha prolongado su contrato un año. El holandés combina ahora el fútbol con su faceta de actor.

Drenthe se reconcilia con el fútbol: renueva con el Kozakken

“Físicamente estoy a punto, a pesar de que me estoy haciendo mayor”. Estas palabras son de Royston Drenthe después de anunciar su renovación hasta 2021 con el Kozakken Boys, equipo de la tercera división holandesa donde milita. "Me siento cómodo en este equipo. Es un ambiente agradable con gente agradable y un buen grupo de jugadores", declaró el exjugador del Real Madrid, que tuvo una lesión en el comienzo de temporada, reapareció en enero y que el parón por la pandemia del coronavirus le cortó la progresión de manera abrupta.

Tanto el Kozzaken Boys este año como el Sparta de Rotterdam el pasado han reconciliado a Drenthe con el fútbol después de una carrera frenética, en donde precisamente la velocidad le hizo derrapar, en alguna ocasión de forma literal (nada más llegar al Real Madrid, en 2007, tras ser la sensación del Europeo Sub-21, tuvo un accidente de madrugada con el coche). Drenthe prometió mucho en sus inicios en el Madrid pero acabó cumpliendo poco entre escándalos extradeportivos y rendimiento cuestionable. Nunca se hizo un sitio en el equipo blanco y en 2010 fue cedido al Hércules. En sus últimas semanas en el Madrid coincidió con Mourinho, que llegó ese mismo verano al banquillo del Bernabéu. "Nunca tuve buena relación con Mourinho", llegó a decir Drenthe, que reconoció su fama de 'bad boy’.

Su salida del Madrid inauguró una etapa en la que Drenthe no paró de dar tumbos por media Europa: Hércules, Everton, Alaniya Vladikavkaz, Reading, Sheffield, Kayseri y Bani Yas hasta que en 2016 decidió retirarse del fútbol. Se hartó. “Me gusta el fútbol, pero si me pone triste... ¿para qué jugar? En un sitio no te pagaban, en otros... Bah, una mierda”, confesó en una entrevista en AS el año pasado. Entonces decidió centrarse en el rap, su otra gran pasión. Pero entre tema y tema le dio tiempo a editar su biografía. En 2018 decidió reconciliarse con el fútbol, fichó por el Sparta de Rotterdam y recuperó la sonrisa. “Es mi ángel salvador”, dijo Drenthe. Estuvo una temporada y el año pasado fichó por el Kozakken, trabajo que compagina con su nueva faceta de actor en la serie Mocro Maffia. Una vida de película para este holandés que mañana miércoles cumple sólo 33 años.