LEGANÉS

El Leganés, a la espera para decidir sobre sus abonados

En Butarque estudiará qué hacer en caso de que el torneo se cancele o se juegue sin público. LaLiga pretende una respuesta conjunta. La ley ampara que no haya reembolso.

El Leganés, a la espera para decidir sobre sus abonados
TF-Images Getty Images

El Leganés aún no tiene un plan con el que abordar la situación de sus abonados a consecuencia de la crisis desatada por el coronavirus Covid-19. No lo tiene porque, al igual que los otros 41 equipos que conforman LaLiga, el Lega no sabe si la competición se podrá reanudar y, de hacerlo, si se hará con o sin público.

Todos los escenarios están abiertos. Trabajar en cualquier solución es hacer castillos en el aire, vista la celeridad con la que cambia la situación ya no sólo en el fútbol profesional español, sino en todo el país.

Fuentes blanquiazules consultadas por AS insisten en que, apenas se sepa con total certeza cómo se reanuda la competición (si es que se reanuda), se afrontará un asunto en el que también se trabaja de forma conjunta en LaLiga. Como en otros frentes abiertos, los clubes quieren dar una respuesta que sea similar para todos sus asociados.

Si finalmente no se pudiera retomar el torneo o si se tuviera que jugar a puerta cerrada, la ley ampara que los equipos no devuelvan la parte correspondiente de estos abonos al tratarse de un asunto de fuerza mayor ajeno a la voluntad del Leganés o de LaLiga.

En todo caso, los pepineros son uno de los clubes de Primera que menos tendrían que rascarse el bolsillo para pagar a sus abonados, toda vez que, con 10.300 socios, es el penúltimo en cuanto a masa social se refiere. Sólo Eibar (5.600) tiene menos que el Leganés.

Los abonos de la vigente temporada oscilan entre los 100 y los 535 euros y se habían estructurado conforme a un sistema de descuentos para la temporada que viene que premiaba la asistencia a Butarque. Éste será uno de los puntos más relevantes en el momento en el que el Leganés tenga que estudiar cómo trata este asunto.