HOLANDA

Fractura en Holanda: seis clubes se oponen a seguir la liga

La reunión entre clubes y federación para decidir el futuro de la Eredivisie dejó una nueva fecha límite para decidir: el 21 de abril. Si no hay garantías, se dará por concluida.

La reunión entre clubes y federación en Holanda terminó con una prórroga de 15 días sobre la decisión final de dar por terminada la Eredivisie o seguir jugándola. La KNVB logró apurar los plazos y se fija el 21 de abril como nueva frontera. Ese día el gobierno debe anunciar las medidas para los espectáculos y eventos públicos, suspendidos hasta el 1 de junio. Si aumenta este plazo más allá de dos semanas, es muy posible que automáticamente la Eredivisie, para la que quedan ocho jornadas por jugarse, se dé por finalizada. La KNVB sabe que no puede pasar del 19 de junio como fecha en la que reiniciar el campeonato.

La federación se plegó a los intereses de UEFA y logró alargar una decisión que tienen muy clara los principales clubes del país. En concreto, seis de ellos, Ajax, AZ, PSV, PEC Zwolle, Fortuna Sittard y RKC Waalwijk, votaron a favor de terminar ya la liga. Finalmente, hubo un aplazamiento de la decisión que es lo que quería la UEFA. La unión de Holanda a Bélgica como países que dan por acabada su liga sin haberse completado sería un contratiempo muy peligroso para los planes de la UEFA, que ha instado a las 55 federaciones a que concluyan los calendarios programados, aunque sea pisando los meses de julio y agosto, y ha amenazado con dejar fuera de Europa a los países que no lo hagan.

Sin embargo, la corriente de terminar la liga ahora a causa de la crisis del coronavirus está muy extendida en el país. El principal animador es el Ajax, que además se proclamaría campeón. AZ Akmaar, que le sigue en la tabla, y PSV, uno de sus rivales históricos, han respaldado su plan, al igual que los capitantes de todos los clubes de la Eredivisie. Además, uno de los argumentos que esgrime la UEFA para tratar de acabar las ligas, la pérdida de la parte del ingreso económico de las televisiones, no es válida en este caso, pues FOX Holanda ya pagó todo lo correspondiente a este curso. Habría que renegociar los plazos del próximo año.

Los clubes que más se oponen frontalmente son los de segunda, más necesitados del taquillaje que los de primera. Eso sí, en los últimos días la compañía ING, junto a algunos de los internacionales de la selección, recaudó 11 millones de euros que serán destinados al fútbol modesto y que podrían hacer que se compensara para todos ellos la pérdida por no jugar más esta temporada.