ITALIA

El fútbol italiano baraja volver al trabajo después de Semana Santa

El ministro de Deportes y el presidente de la Federación se volverán a reunir para elaborar un calendario para el regreso a la actividad. Todo dependerá del OK del gobierno italiano.

El fútbol italiano baraja volver al trabajo después de Semana Santa
ISABELLA BONOTTO AFP

En Italia ya empiezan a ver la luz al final del túnel para recuperar el fútbol. Los primeros pasos ya se han dado en una reunión entre el ministro de Deportes y Juventud italiano, Vicenzo Spadafora, y el presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Gabriele Gravina, según adelanta hoy el periódico italiano Corriere dello Sport.

La fecha que se baraja para el regreso al trabajo de los equipos italianos podría ser para después de Semana Santa. Siempre, dependiendo del visto bueno del gobierno italiano, que tiene previsto prolongar el confinamiento del país hasta el 2 de mayo. Reiniciar la competición podría tardar tres semanas más. Éste es el plazo que calculan los clubes que les costaría volver a poner a punto a sus futbolistas tras el confinamiento, para hacer una especie de minipretemporada.

Spadafora y Graviana tienen previsto volver a reunirse a finales de la semana próxima con el fin de fijar una fecha para la vuelta al trabajo. De esta próxima reunión dependerá la fecha de regreso de los futbolistas extranjeros que se encuentran pasando el confinamiento en sus respectivos países.

En la reunión mantenida, Gravina prometió a Spadafora que una comisión médica estudiará un protocolo científico para volver a los entrenamientos. La idea general es empezar con pequeños grupos de trabajo y no con toda la plantilla a la vez. La Federación elaborará en los próximos días un protocolo para garantizar la salud tanto de los jugadores como de todo el personal del equipo.

Los extranjeros, más tarde

El plazo obligatorio de 14 días que los jugadores que se encuentran fuera de Italia deberán pasar obligatoriamente una vez en Italia provocará que la vuelta al trabajo de éstos tenga lugar más tarde, por lo que se perderían la primer fase de readaptación del resto del equipo.

Juventus, Inter y Parma son los equipos a los que más les afectaría este desfase de la puesta a punto de su plantilla ya que son los que tienen más jugadores fuera de Italia. Aunque en menor medida, también tienen jugadores fuera Bolonia, Brescia, Cagliari, Fiorentina, Génova, Lazio, Milan, Sampdoria y Spal.