REAL MADRID | LUNIN

"Me gustaría volver al Madrid y competir por el número uno..."

Lunin, cedido en el Oviedo, habló en Madridista Real sobre su futuro. Desconoce si volverá la próxima temporada aunque se ve jugando en el Bernabéu.

El Real Madrid sigue esperando a Andriy Lunin (21 años) aunque éste no pierde la esperanza de verse algún día triunfando bajo los palos del Santiago Bernabéu. “Claro que me veo como portero del Real Madrid. Si no lo viera no hay ninguna sensatez en venir al Madrid. No tendría sensatez venir a este club. Lo veo, hago todo lo posible por alcanzar este objetivo. Cuándo, no lo sé. Y cuando llegue este momento estoy convencido de que será uno de los mejores momentos de mi vida, incluso el mejor”, ha declarado el guardameta ucranio a la revista Madridista Real.

Con Lunin no se cumplieron los planes trazados en un primer momento por el Real Madrid. Fichado en 2018 como un gran proyecto de portero por 8,5 millones, le cedió al Leganés para que cogiera vuelo en Primera pero fue suplente de Cuéllar y sólo disputó siete partidos en los que recibió siete goles. El club blanco hizo otro intento de cesión para que su jugador siguiera cocinándose en España, pero la receta se cortó. Con el título de Guante de Oro del último Mundial Sub-20 bajo el brazo, el Madrid volvió a cederle. En esta segunda ocasión fue al Valladolid pero rompió el trato en el pasado mercado invernal porque no jugaba (sólo participó 210 minutos en la Copa del Rey) y lo que no se quiere en Concha Espina es que se le corte la proyección a uno de los porteros jóvenes más prometedores de Europa ("Por qué no confiaron en mí es una pregunta que no es para mi, es para los entrenadores del Valladolid"). Por eso se le volvió a buscar un equipo para que se marchara a préstamo: el Oviedo, en Segunda División, donde sí está jugando con regularidad: nueve partidos y los nueve de titular (encajó en ellos 10 tantos). Pero ahora ha vuelto a sufrir un frenazo por este parón provocado por la pandemia del coronavirus. ¿Formará parte Lunin del Real Madrid de la próxima temporada? El ucranio confiesa no conocer qué va a ser de él: “No sé. De verdad, ahora no lo sé. Ya veremos. Claro que me gustaría volver al Madrid y competir por el número 1. Pero ya veremos un poco más tarde qué considera el míster y qué va a pasar con esta situación de la cuarentena, que espero que todo salga bien”.

Si regresa al Madrid, tendrá por delante a Thibaut Courtois quien, tras un inicio envuelto en dudas, se ha asentado en la portería madridista y ya se ha vestido la capa de héroe en más de un partido. Lunin confesó su admiración por el belga: “Tiene nivel. Está clarísimo. Sin buenas cualidades no jugaría en el Real Madrid. Me gustan muchas cosas de él. Pero por ejemplo, una es que tiene altura, casi dos metros. Un poco parecido a mí (mide 1,91), aunque un poco más. Y me gusta cómo lo usa, ¿sabes? Con balones rasos. En resumen, para no explicarte mucho, me gusta cómo usa su altura en la portería”.

Su fichaje, en 2018

Lunin se convirtió oficialmente en portero del Real Madrid el 22 de junio de 2018. El club de Chamartín pagó 8,5 millones al FC Zorya Luhansk. El acuerdo entraba dentro de esa nueva política blanca de captación de talento joven para blindar el futuro. Así relata el ucranio, en Madridista Real, cómo se gestó su fichaje: “Primero es lo que me dijo el director del club, el director de mi club en Ucrania, que me dijo que el Real Madrid estaba interesado en mi y quería ficharme. Cuando lo escuché… sentí sensaciones distintas. Estaba feliz y un poco preocupado porque es un gran nivel, ¿sabes? Pero es un sueño, un sueño de niño y estuve feliz, muy feliz. Y dije que claro que sí y que no me interesaban otras opciones. Y qué pasó luego… Llegué a Madrid, hablé con el club, con los entrenadores, directores, con el presidente, hice el reconocimiento médico y firmamos el contrato. Tenía dos o tres días increíbles por vivir. Los primeros días yo vivía en Valdebebas, las habitaciones eran muy cómodas y muy acogedoras, hay todo para trabajar, para el desarrollo. Hay todo para todo. Recuerdo también mi primer partido en el Santiago Bernabéu, jugué 20 minutos me parece. Un ambiente impresionante, la gente nos aprieta mucho y nos apoyan muchísimo. El estadio, te repito, el ambiente, todo, todo increíble. Esta sensación de jugar con los mejores jugadores del mundo, es impresionante. Un espectáculo (risas)”. Un espectáculo que Lunin desea vivir en un futuro semana tras semana aunque, por el momento, desconoce dónde estará la próxima temporada.