PRIMERA

El Gobierno deja el fútbol para lo último del estado de alarma

El levantamiento de las medidas de confinamiento será progresivo y el cierre de los estadios se mantendrá hasta el final para tener el control de masas ante el riesgo de rebrote. Cuando vuelva el fútbol será a puerta cerrada durante meses.

El Gobierno deja el fútbol para lo último del estado de alarma
AIOL DIARIO AS

El levantamiento de las medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno en el estado de alarma se levantarán progresivamente a partir del final de la cuarentena, cuya fecha aún no está decidida y podría prolongarse más allá de la Semana Santa. Fuentes del Ejecutivo han confirmado a este periódico que el fútbol será lo último en salir del estado de Alarma. El cierre de los estadios se mantendrá hasta el final para tener el control de masas ante el riesgo de rebrote. Cuando vuelva el fútbol será a puerta cerrada durante meses. Igualmente sucederá en pabellones, polideportivos y recintos, donde se vetará la entrada de público hasta que la pandemia esté controlada.

La UEFA, que este miércoles trazó un plan para que las ligas europeas y las competiciones continentales puedan reiniciarse a partir del mes de junio, condicionó este calendario a que lo autoricen los gobiernos de los respectivos países de la Unión Europea. "Se podrá volver a jugar cuando la pandemia se controle, pero a puerta cerrada. No se correrá el riesgo de rebrote por llenar un estadio de gente sin tener la seguridad de que no hay ni una sola persona infectada. No se pueden abrir estadios y pabellones bajo ese riesgo de rebrote masivo y deslocalizado, y eso puede llevar meses", dieron las fuentes consultadas.

En principio, aunque nadie quiere poner fechas porque "ni siquiera hay un plazo seguro para el levantamiento de las actuales medidas de confinamiento", no se espera que se puedan abrir los estadios antes del próximo otoño, como mínimo. Esto afecta, más allá de los once partidos de Liga que aún faltan por disputarse y que ya se da por descontado que, en el mejor de los casos, serán a puerta cerrada, sobre todo a la final de Copa que el Athletic y la Real Sociedad aún tienen pendiente en Sevilla. Luis Rubiales, el presidente de la Federación, ha dicho que quiere que ese encuentro se dispute con el estadio de La Cartuja lleno a rebosar. Pero el planteamiento del Gobierno no lo hace fácil.