REAL MADRID

El Madrid es pesimista y baraja un ajuste salarial por Decreto

Desde la entidad descartan, de momento, una negociación con los capitanes o un ERTE: "Las finanzas son robustas". Pero esperan la acción del Gobierno.

Vista panorámica del Bernabéu.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Los días van pasando y las noticias que llegan sobre el impacto que tendrá en las finanzas del fútbol la crisis del coronavirus son cada vez más preocupantes. En el Real Madrid, de cualquier manera, no cambian el guion. Tienen la certeza de que las cuentas de la entidad son lo suficientemente robustas como para aguantar la primera ola del coronavirus, que está teniendo efectos devastadores en algunos clubes en forma de ERTE o negociación de bajada de sueldos. Pero, tras la última reunión de LaLiga con los clubes, ya se asume la posibilidad de que el fútbol se encuentre en el peor de los escenarios, que no se vuelva a jugar en unos meses (y que este campeonato quede inconcluso) y que haya que acogerse a las decisiones que se tomen, de manera grupal (incluso se apunta al Gobierno), para evitar una quiebra del sistema para paliar la falta de esos más de 500 millones de euros que quedan por cobrar de los contratos televisivos.

En el Madrid, por tanto, no se baraja a día de hoy ni una negociación con los capitanes para una bajada de sueldo ni tampoco la posibilidad de hacer un ERTE. Pero sí que se unirá a cualquier decisión consensuada y grupal que se adopte desde LaLiga en su negociación con AFE o, incluso, no se descarta que el Gobierno tome cartas en el asunto y que arbitre por medio de un Decreto Ley que fije cómo deben de hacerse las cosas para asegurar la supervivencia de una industria, la del deporte profesional, de la que viven muchas familias en el país.

En el Madrid se está, por tanto, a la espera de acontecimientos. Ya se ha tomado conciencia de que estamos en el peor de los escenarios. Ni siquiera se baraja una vuelta al trabajo. Se da la temporada por perdida y se estima que, en una semana, el Gobierno habrá tomado cartas en el asunto. El colchón financiero de la entidad, que tiene 156 millones en tesorería (en caja, listos para afrontar cualquier contingencia) y un beneficio neto acumulado en la última década de 350 millones de euros, le pone a salvo en este primer sunami… pero hay preocupación porque es horizonte sobre cuándo se podrá jugar al fútbol es, cada vez, más negro.

Sin embargo, a corto plazo hay tranquiliodad. La ECA recomienda un Ratio de Eficiencia (porcentaje de sueldos totales de la entidad con respecto a ingresos de explotación) del 70%. Según las últimas cuentas aprobadas en el Madrid (las de la 2018-19) ese ratio es del 52%, un dato espectacular. La masa salarial total es de 394 millones y los ingresos de explotación de 757 millones. De esos 394 millones de masa salarial total, 283 corresponden a los sueldos de cuerpo técnico y jugadores de la primera plantilla.