RAYO VALLECANO

"Los clubes deberían asegurar los sueldos de quienes los necesitan para llegar a fin de mes"

Paco Jémez habló del impacto deportivo y económico de la crisis del coronavirus en 'El Larguero', donde insistió: "Esos salarios para los clubes son peccata minuta".

"Los clubes deberían asegurar los sueldos de quienes los necesitan para llegar a fin de mes"
JUAN AGUADO DIARIO AS

La crisis del coronavirus está teniendo un fuerte impacto en todos los ámbitos de la sociedad y muchos clubes analizan cómo les afectará en términos económicos. Palabras como ERTE o rebajas salariales planean en el ambiente y el técnico del Rayo, Paco Jémez, manifestó su opinión al respecto. "Todos los clubes, en un ejercicio de valentía, seriedad e inteligencia, deberían asegurar los salarios de los trabajadores que lo necesitan para llegar a fin de mes. Luego, jugadores y cuerpo técnico iríamos viendo", dijo en 'El Larguero'.

El entrenador del Rayo, además, hizo hincapié en la importancia de esos trabajadores en el día a día de las entidades. "Hablo con muchos de mi club y están inquietos. A ellos sus sueldos le dan la vida y, dentro de lo que es un presupuesto de un club, son peccata minuta. El resto ya lo iremos viendo. Nadie va a poner una pega ni a exigir su contrato entero. Podrán quitarte lo que no has trabajado, algo que me parecería hasta cierto punto justo", argumentó.

Paco Jémez confirmó, además, que tanto él como su círculo más cercano "está bien", aunque vive toda esta situación con "bastante preocupación". El míster explicó que ha hablado con sus jugadores, a quienes han proporcionado un planning de entrenamiento y suministrado bicicletas estáticas para que puedan realizar ejercicio durante su encierro en casa. Algo insuficiente para mantener la forma óptima. De ahí que abogue por realizar "una especie de pretemporada" si se reanuda la competición.

Ahora mismo el futuro es una incógnita y nadie sabe si LaLiga podrá concluir, aunque Paco sí es partidario de que termine, siempre y cuando eso no entrañe riesgo alguno. "Me encantaría que se acabase la competición, aunque fuese en agosto y nos quedásemos sin vacaciones. Eso sí, siempre que se haya asegurado la salud de todos", esgrimió el técnico, que no encuentra solución justa al hipotético escenario de dar por concluida la temporada: "Empieces de cero o acabes así, hagas lo que hagas, te vas a llevar tortas por todos lados porque siempre habrá damnificados".