ENTREVISTA

Parejo: "Poca gente habla de lo expuestos que estuvimos en la eliminatoria contra el Atalanta"

AS habla con Parejo, el capitán de uno de los clubes más afectados por el COVID-19 y que participó en el Atalanta-Valencia, un partido que en Italia se califica de "bomba biológica".

Dani Parejo (Coslada, 1989) relata a AS por email su confinamiento. Habla el capitán de uno de los clubes más afectados por el COVID-19, un futbolista que recuerda con “mucho respeto” aquel Atalanta-Valencia de San Siro, un partido calificado en Italia como “bomba biológica” y una eliminatoria que el tiempo ha dejado en evidencia que "no debería haberse disputado". Parejo, que recuerda que el Valencia fue uno de los pioneros a la hora de tomar medidas, lanza un mensaje para que todos nos quedemos en casa y así "ayudar a todos los que se están jugando la vida por nosotros".

Parejo confía, desea, que pronto se reanude el fútbol y se pueda acabar la temporada, aunque siempre que se "asegure la salud de todos". Restan 11 jornadas y Parejo aspira en lograr una de las plazas que dan acceso a la próxima edición de la Champions. El centrocampista madrileño, que ve injusto que se centren las críticas por los últimos resultados del equipo en la figura de Albert Celades, hace uso de los números para recordar que "hay cinco equipos en un ramillete de cinco puntos y que quedan 33 en juego". Tales reflexiones las hace convencido que su tren para la próxima Eurocopa, aunque se haya aplazado a 2021 (cuando él habla cumplido 32 años), ni mucho menos lo he perdido. "Me queda cuerta para pelear por estar en la Eurocopa".

¿Cómo lleva un futbolista, más siendo el capitán del equipo, que el 35% de la primera plantilla (jugadores y staff) haya dado positivo por coronavirus?

Tenemos que tomarlo con calma. El club ha hecho todos los esfuerzos posibles para evitar los contagios, ha ido incluso por delante de las medidas oficiales, pero aun así no se ha podido evitar. Ahora toca estar al lado de los que se han contagiado, animarles y confiar en que todo saldrá bien.

Ustedes llevan con el Covid-19 presente en sus vidas desde que regresaron de Milán. De hecho, el Valencia fue pionero en tomar medidas de ‘aislamiento’. Aún así no han podido evitar el contagio. Un claro ejemplo de que esto solo se controla quedándose uno en casa.

Sí, nos ha tocado muy de cerca y por eso estamos tan concienciados. Toda Europa debió aprender de lo que sucedió en China. Ahora hay que hacer caso a las autoridades y quedarse en casa, que es el modo más seguro de frenar la transmisión y ayudar así a todos los que se están jugando la vida por nosotros.

En Italia los científicos califican el Atalanta-Valencia como una bomba biológica. ¿Da vértigo pensar en ese partido en dichos términos?

Da mucho respeto, pero nosotros sólo cumplimos con nuestra obligación. Hablar ahora es ventajista, pero tal vez no debía haberse jugado ni siquiera aquella jornada de Champions. De lo que estoy seguro es de que la eliminatoria no se jugó en igualdad de condiciones.

¿Ha llegado a pensar qué tocó, dónde estuvo o con quién durante esos días en Milán?

"Me veo con cuerda para pelear por estar en la Eurocopa"

Estos días tienes mucho tiempo para dar vueltas a la cabeza y plantearte todo lo que hiciste. Por ejemplo, muy poca gente habla de lo expuestos que estábamos los jugadores y los trabajadores del club en esa eliminatoria.

Usted ha hecho un llamamiento a sus compañeros para que se mantengan en un peso idóneo, su mensaje lleva implícito que usted espera que se pueda terminar la temporada, ¿es correcto?

Todos los jugadores queremos que se termine la temporada, pero no a cualquier precio. Lo primero es la salud y la seguridad de todos. Desde el primer aficionado hasta el último jugador. Cuando se pueda garantizar esto, volvamos. Y cuando volvamos tenemos que hacerlo en las mejores condiciones. Por eso no podemos descuidarnos estos días. Hay que ser responsables y trabajar, comer y descansar como nos indican en el club.

¿Cómo les está afectando físicamente este parón?

Es algo extraño. Nunca habíamos parado a estas alturas un mes (como mínimo) así que hay que ir adaptándose a la situación. No es sencillo, pero con profesionalidad podemos regresar todos en condiciones. Es evidente que luego necesitaremos unos días para coger el tono y el ritmo de competición, pero será más sencillo si en nuestras casas cumplimos.

¿Cómo es su día a día de confinamiento?

Ahora tenemos a nuestra disposición muchas horas que el día a día no nos permite pasar en casa y con nuestros seres queridos. Yo lo estoy intentando aprovechar para pasar mucho tiempo con mis hijos y mi mujer y para aprender cosas nuevas. Quiero que esta cuarentena sea productiva para mí a nivel personal. Vamos a aprender muchas cosas de la vida, pero también quiero aprender cosas más ‘de andar por casa’. Nunca es tarde.

Hablando de hacerse tarde. La Eurocopa le pillará ya con 32 años, ¿teme que se le pueda haber escapado el tren por su aplazamiento?

Dani Parejo, en su domicilio en Valencia durante el confinamiento.

No. Me gusta cuidarme y creo que todavía me queda cuerda para rato. Temporada a temporada soy de los que más minutos juegan y, afortunadamente, no me resiento ni lo pago con lesiones. Espero terminar esta temporada a un buen nivel y lograr el objetivo de la Champions. La que viene la afrontaremos del mejor modo posible, con objetivos a nivel de club y, por supuesto, con la ilusión de jugar esa Eurocopa. Si hago las cosas bien en el Valencia, seguro que tendré opciones de ir. 

Restan 11 jornadas y van séptimos. ¿Cree que llegarán a ser de nuevo equipo Champions?

Confío en el equipo, en la capacidad de lucha y en que si competimos como sabemos vamos a estar ahí. Llegar a las plazas de Champions depende de nosotros mismos porque estamos cinco equipos en cinco puntos y aún quedan 33 en juego y muchos enfrentamientos directos. No va a ser fácil, pero quiero jugar la próxima Champions y voy a dejarme la piel por conseguirlo.

Se ha visto a un Valencia de dos caras este año. Por ejemplo en la Champions. Uno en Londres o Ámsterdam y otro en la eliminatoria contra el Atalanta, ¿por qué?, ¿qué les ha pasado?

Tuvimos un mal día en San Siro, ellos estuvieron muy acertados y la eliminatoria se puso muy cuesta arriba, pero creo que el Valencia se parece más al de Londres o Ámsterdam. Esa es la cara que debemos mostrar cuando se reanude la competición oficial para pelear por los objetivos que nos hemos fijado.

¿Ve justo que se focalicen las críticas en la figura de Albert Celades?

Nunca es justo que se focalicen las críticas en una persona. En un equipo de fútbol, ganamos y perdemos todos. Jugadores y cuerpo técnico. Todos compartimos méritos cuando se hacen bien las cosas y tenemos nuestra parte de responsabilidad cuando un partido no sale bien. Igual que lo digo del míster lo digo de cualquier compañero. Cuando nos meten goles es responsabilidad de todos, no sólo de los defensas. Y lo mismo cuando los metemos. Somos un equipo y es fruto del trabajo de todos.

"¿Críticas a Celades? Nunca es justo focalizar las críticas en una persona; en un equipo ganamos y perdemos todos""

Hablaba de goles encajados, ¿entiende que tras la lesión de Garay no se haya fichado un central?

Todo el mundo sabe que el club siempre intenta mejorar, y en ese sentido se intentó fichar un central tras la lesión de Garay. Pero, si ya es difícil encontrar a jugadores del nivel del Valencia, las limitaciones del reglamento en estos casos convierten la misión en todavía más complicada.

La de Garay fue una de tantas lesiones que ha sufrido el equipo esta temporada. De hecho usted es uno de los pocos que no ha sufrido ninguna. Pero, ¿tienen explicación a tantas lesiones?, ¿las achacan solo a mala suerte?, ¿les ha llegado a pasar factura mentalmente ver que cada semana siempre había compañeros en la enfermería?

No soy médico ni preparador físico, pero las lesiones afectan a todos los equipos, sobre todo a los que juegan competiciones tan exigentes como la LaLiga y la Champions League. En mi opinión, la mala suerte es evidente con lesiones como las de Piccini, Garay o incluso la varicela de Florenzi. Cuando por mala suerte se reducen efectivos hay menos opciones de rotaciones y eso supone un sobreesfuerzo para los demás. Mentalmente, más que pasarnos factura, nos ha enseñado a ser más fuertes.

La última y la solidaria. No dudó en coger el guante que le lanzó Sergio Canales y sumarse, usted, la plantilla y también el club y la Fundació VCF, a una iniciativa para captar fondos para la lucha contra el Covid-19.

Claro. En estos momentos todos debemos arrimar el hombro y en el equipo nos pareció una buena iniciativa. No dudamos. Decidimos que nuestra donación fuera para Casa Caridad Valencia por el trabajo que hacen a nivel local y porque queremos ayudar de alguna manera a todos aquellos que día a día nos apoyan a nosotros. Queríamos aportar nuestro granito de arena a los más necesitados. Creo que el mundo del fútbol está muy sensibilizado cuando vienen malos momentos y es muy solidario.