ELCHE

"Nunca había sentido un dolor así, este virus no es una broma"

Jonathas cumple una semana desde que dio positivo por coronavirus; sigue en cuarentena en su domicilio de Los Arenales del Sol, a la espera de que todo quede en un mal sueño.

Jonathas.
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Jonathas de Jesus cumple la primera semana de positivo por Covid-19. El delantero fue el primer deportista brasileño contagiado por el virus, aunque a miles de kilómetros de distancia. El jugador se encuentra confinado en su residencia de Los Arenales del Sol, una pedanía costera de Elche, desde donde disfruta de las vistas al Mediterráneo y a la isla alicantina de Tabarca. Y donde también está pasando uno de los momentos más complicados de su carrera deportiva.

El ariete ha pasado una semana dura, alejado de su mujer y de sus dos hijas, que se han quedado en su país y con las que cada día se conecta a través de la red o del teléfono. El pasado jueves, con motivo del Día del Padre, publicó en Instagran algunos vídeos e imágenes disfrutando de bellos momentos con sus dos niñas, "Me duele el corazón por no poder estas con mis amores, con mis dos princesitas", expresó.

Jonathas ha roto su silencio para el medio brasileño Globo, al que ha explicado cómo comenzaron los síntomas y de qué manera sintió por todo su cuerpo el avance del virus COVID-19: "Comencé a sentir fiebre, una sensación muy mala, y, de hecho, pensé que era solo una migraña. Como me dolía mucho la cabeza, también me dolía el cuerpo. Pero cuando me levanté por la mañana (viernes, 13 de marzo), fui a hablar con el médico (el doctor César Quesada) y él me dijo que me hiciera la prueba rápidamente, porque todos eran síntomas del virus. Entonces di positivo".

El jugador del Elche llegó en el mercado de invierno, en enero, a la plantilla de Pacheta, después de varios meses sin equipo. Regresó de Vallecas con una leve lesión muscular en el isquiotibial, pero las molestias que sentía por todo el cuerpo no tenían nada que ver con eso: "Como estaba, no podía entrenarme. Debido a que mi cuerpo estaba débil, especialmente durante los primeros tres días, sufrí mucho. Ni siquiera tenía fuerzas para moverme. Cuando fui a ducharme, casi me desmayo en el baño. Fue un dolor muy fuerte, nunca lo había sentido. Este virus no es una broma".

Ahora comienza a encontrarse mejor, aunque todavía está a mitad de camino de la cuarentena de 15 días que afecta, por extensión, a toda la plantilla del Elche CF. Aún le queda camino para superar esta enfermedad, si bien espera hacerlo con fuerza y con la ilusión de regresar a la competición, si LaLiga y las autoridades sanitarias deciden volver a alzar el telón esta temporada: "Estoy mejor. He vuelto a hacer ejercicios, pero soy un deportista y tenía mucho dolor, imagina cómo se sentirá una persona mayor. Por eso tenemos que pensar mucho en Brasil. Porque algunas personas que aún no son conscientes de la gravedad de este virus".

Este domingo, Jonathas ha publicado imágenes del trabajo físico y de los circuitos, algunos con balón, que está realizando en la terraza particular de su casa. El tiempo continúa pasando y la pandemia sigue avanzando. Como reclama la sociedad en general y el mundo del deporte en particular: “Hay que quedarse en casa”.