COPA DE ALEMANIA

Aránguiz mete al Bayer en semis y el Eintracht echa al Werder

El chileno anotó de cabeza a cinco minutos del final tras un partido igualado ante el Unión Berlín. La expulsión de Lenz, en el 71', fue trascendental.

El Bayer Leverkusen se clasificó este miércoles para las semifinales de la Copa de Alemania al derrotar por 3-1 al Unión Berlín con goles de Karim Bellarabi, Charles Aránguiz y Diaby Moussa Diaby. También pasó el Eintracht Fráncfort, que se impuso por 2-0 al Werder Bremen. El gol del chileno Aránguiz, con un remate de cabeza desde cerca del punto penalti en el minuto 86, fue clave en un partido que, pese al favoritismo claro, se le estaba complicando al equipo de las aspirinas. El Union se fue en ventaja en el minuto 31 mediante un remate de cabeza de Markus Ingvartsen a centro de Bülter desde la derecha.

El Leverkusen había tenido hacia ese momento cierto control sobre el partido pero sin lograr generar jugadas de área peligrosas. El Unión, por su parte, defendía bien y buscaba salir jugando al contragolpe cuando recuperada la pelota. En la segunda parte el Leverkusen mejoró y exigió al Union cada vez más en defensa. En el 71 los berlineses se quedaron con diez hombres por expulsión de Lenz con doble amarilla y poco después, en el 72, vino el empate con un remate de pierna derecha de Karim Bellarabi a pase de Kai Havertz. Después la presión del Leverkusen aumentó en parte gracias a la superioridad numérica y también porque el ingreso al campo de Bellarabi y Diaby le habían dado más profundidad al equipo de Peter Bosz.

No obstante, no apuntaba a que se iba a llegar a la prórroga cuando llegó el gol de Aránguiz. En la jugada anterior, el meta del Union, Rafal Giekiewicz, había desviado a saque de esquina un remate a quemarropa de Diaby. El balón parecía no querer entrar pero en la jugada siguiente entró. El lanzamiento llegó al centro del área desde donde Aránguiz cabeceó con precisión, sin tener casi que saltar. Después, el Unión se jugó los restos y se echó al ataque lo que le dio al Leverkusen el espacio para que Bellarabi comandará un contragolpe que terminó en gol de Diaby.

KO del Werder Bremen

Por otro lado, el Eintracht Fráncfort derrotó este miércoles por 2-0 al Werder Bremen y acompañará en semifinales al Bayern Múnich, el Bayer Leverkusen y el sorprendente Saarbrücken, equipo de la cuarta categoría del fútbol alemán.

El Eintracht se fue en ventaja en el último instante del primer tiempo con un gol de penalti del portugués André Silva que, a la vez, era el primer disparo a puerta del equipo local. El equipo de Fráncfort había tenido más la pelota, pero las mejores ocasiones hasta el momento del gol habían sido del Bremen.

De parte del Eintracht sólo había habido una aproximación peligrosa al área cuando el defensa del Bremen Kevin Vogt dejo pasar una pelota y el japonés Daichi Kamada quedó sólo en el área pero, en lugar de rematar, intentó un pase Silva que no llegó a su destino.

El Bremen, en cambio, había obligado en dos ocasiones al meta del Eintracht, Kevin Trapp, a reaccionar con dos buenas paradas.

La primera fue en el minuto 35, ante un cabezazo de David Selke, y la segunda, en el 42, ante un remate desde fuera del área de Maximilian Eggenstein. Justamente en esa fase del partido, cuando el Bremen jugaba mejor, se produjo el penalti en una jugada que en principio era inofensiva.

En un centro al área se produjo un duelo aéreo entre Chandler y Augustinsson tocó el balón con la mano. El árbitro Feliz Zwayer sólo reaccionó tras la llamada del VAR en la siguiente interrupción del partido y, tras consultar las imágenes de vídeo en varias ocasiones, sancionó el penalti que convirtió Silva.

En el minuto 60 llegó el segundo gol para el Eintracht. Lo marcó Kamada con un remate dentro del área pequeña a centro de Phillip Kostic desde la izquierda. El segundo gol fue ya la sentencia. El Bremen no tuvo con que volver al partido y durante la última media hora de juego el Eintracht estuvo más cerca del tercer gol que el Bremen del descuento.

La victoria del Eintracht se vio empañada con la expulsión de Kostic con roja directa por una entrada por detrás contra Ömer Toprak, que tuvo que dejar el campo en camilla. En ello, el Eintracht perderá por sanción a uno de sus jugadores más importantes por sanción en las semifinales.