MIGRANTES DEL BALÓN

Berry, el 'yankee' de adopción que sueña con volver a España

El nuevo delantero de Columbus Crew cuenta en AS su historia. De formarse en el San Cugat Sport FC a ganarse un puesto en la Major League Soccer norteamericana.

Miguel berry españoles estados unidos extranjero por el mundo columbus crew
USD Toreros

De padre cubano y madre estadounidense, Miguel Berry (Barcelona, 1997) vivió en España hasta los 8 años. Jugó en las categorías inferiores del San Cugat Sport FC, donde pasó "los mejores momentos" de su vida. Sus años en Cataluña, sin embargo, quedan ya muy lejos. Han pasado casi tres lustros desde que cambió su residencia a San Diego, en California. Allí, al otro lado del charco, siguió formándose como futbolista hasta ganarse un contrato en la Major League Soccer (MLS). Tras varios años de éxito en el fútbol universitario, Berry fue seleccionado en el SuperDraft por Columbus Crew, con el que acabó firmando su primer contrato profesional el pasado mes de febrero. Ahora todo es genial. Solo tiene 22 años y puede considerarse futbolista. Con mayúsculas, además. Tendrá la oportunidad de triunfar en el 'soccer' norteamericano. Y será entonces cuando todo el esfuerzo cobre sentido. Su camino al éxito no está siendo fácil.

Miguel Berry se considera español "entre comillas". "Decidimos mudarnos a Estados Unidos porque mi madre estaba harta de vivir en Barcelona. Ahora vivo rodeado de americanos y es imposible mantener el estilo de vida que tenía en España. Paso semanas sin hablar castellano", confiesa el número '27' de Columbus Crew. Su carrera en el fútbol universitario de Estados Unidos fue "muy difícil". "Llegué teniendo mucha proyección porque había aprendido mucho en España. Era la época en la que Frank Rijkaard dirigía al FC Barcelona y mi entrenador en San Cugat del Vallés simpatizaba con su filosofía. Aprendí a jugar al toque, a moverme, a buscar los espacios... Pero llegué a Estados Unidos y aquí el fútbol hasta los 16 años es absurdo. ¡Solo juegan para divertirse! Llevo años sin aprender nada nuevo y espero asimilar muchos nuevos conceptos en Columbus", detalla Berry, quien tuvo que cambiar su estilo de juego para triunfar en el fútbol norteamericano: "Ahora mido 1,90, soy rápido y tengo buena zancada. Pero tardé en madurar físicamente. Aquí no aprecian las mismas cosas que en España y tuve que adaptarme para sobrevivir".

"El SuperDraft es bastante tonto. Un jugador debe poder controlar dónde va"

Miguel Berry

Como otros muchos futbolistas, Miguel Berry consiguió un contrato profesional a través del SuperDraft, evento en el cual los equipos de la MLS seleccionan a jugadores universitarios. Un sistema "bastante tonto" según Berry. "Un jugador debe poder controlar dónde va", añade el español, que ya tenía un contrato apalabrado con otro club de la MLS antes de que Columbus Crew le eligiera en el séptimo pick de la primera ronda. "Fue muy raro. Yo ya tenía una oferta sobre la mesa. Había hablado con el entrenador, visitado sus instalaciones... Pensaba que mi futuro estaba allí y, de repente, Columbus tenía mis derechos. Les dije que no me eligieran, que no iba a ir. Estuve llorando, llamé a mi representante 20 veces en una mañana. Todos me felicitaban y yo pensaba '¡nooo!', pero todo cambió cuando hablé con ellos. Caleb Porter, el entrenador, me llamó y me contó que planes tenía para mi. Y eso me ayudó mucho. Comprendí que Columbus era el mejor sitio para mi. Espero tener oportunidades aquí", relata.

Aunque se quedó fuera de la convocatoria en la jornada inaugural de la MLS, Miguel Berry entiende que es parte del proceso. "Va a ser muy difícil adaptarme, yo nunca he jugado en un entorno profesional... Pero tengo ganas, hay jugadores muy buenos y me muero por compartir campo con ellos. Lucas Zelarayán, por ejemplo, es increíble", valora Berry sin dejar de lado el sueño de volver a España. "Allí pasé los mejores años de mi vida y me gustaría regresar. A Tercera, a Segunda o a Primera. Nunca se sabe, pero tengo ganas de triunfar en la MLS y tener la oportunidad de volver a vivir allí. También para ver en directo los partidos del Barça. Les sigo, pero no hay nada como estar en el Camp Nou y cantar el himno", sentencia uno de los ocho futbolistas españoles de la Major League Soccer.