BARCELONA

El Barça más mediocre fuera

De los 55 puntos que tiene en Liga, sólo ha sumado 18 lejos del Camp Nou. Ha perdido ante Athletic, Granada, Valencia, Levante y Madrid y ha empatado ante Osasuna, Real y Espanyol.

Difícil pensar que el Barça pueda competir LaLiga arrastrándose como lo lleva haciendo toda la temporada fuera de casa. De los 55 puntos que ha sumado, sólo 18 los ha conseguido como visitante. Sólo su imponente racha en el Camp Nou, en el que ha ganado 12 partidos y sólo empató contra el Madrid, le permite seguir en carrera. Pero su falta de competitividad fuera de casa hace muy difícil pensar que pueda competir esta Liga. Mientras que el Madrid sólo ha perdido dos partidos en todo el campeonato, el Barça ha caído en cinco. Fuera de casa, Real Madrid (25), Sevilla (23) y Getafe (21) han sumado más puntos que el Barça, que sólo ha sumado un punto más que la Real Sociedad (17), y dos más que Villarreal y Atlético lejos del Camp Nou. Si fuera sólo por los partidos fuera de casa, el Barça estaría luchando por no caer a puesto de Europa League. Su balance de goles es sorprendentemente flojo y negativo. 18-19. Pura mediocridad.

El Barça ya dio pistas de lo que esperaba este año en la primera jornada. Su falta de atención en los últimos minutos en San Mamés le condenó ante el Athletic. La misma que en los primeros minutos ante el Granada en Los Cármenes. Tampoco fue capaz de aguantar un resultado favorable en Orriols ante el Levante y, aunque no perdió se dejó seis puntos clave en Pamplona, San Sebastián y Cornellà. Los tres partidos terminaron 2-2 y tuvieron una película similar. El Barça empezó perdiendo, le dio la vuelta al partido y luego se dejó empatar. Es otro de los grandes problemas del Barça desde el inicio de temporada. Su nivel físico no le ha permitido mantener la intensidad los 90 minutos.

El Barça sólo ha ganado un partido cómodo fuera de casa (0-3 al Eibar). Luego pasó malos ratos en Getafe (0-2) y sufrió de lo linda para remontar en Leganés (1-2) y llevarse el partido en los últimos minutos en el Metropolitano (0-1) y el Villamarín (2-3).

Admitiendo que el Barça pierde uno de cada tres partidos que está jugando fuera de casa, las perspectivas de aquí al final de temporada son temibles. Los de Setién todavía tienen que jugar en casa del Mallorca (15 de marzo), Sevilla (5 de abril), Celta (22 de abril), Villarreal (3 de mayo), Valladolid (13 de mayo) y Alavés (24 de mayo).