REAL MADRID-BARCELONA

Messi desaparece sin Cristiano

El argentino no ha marcado gol ni dado ninguna asistencia en los cinco Clásicos que ha jugado desde que el portugués se fue del Madrid.

La marcha de Cristiano Ronaldo ha disipado la presencia de Messi en los Clásicos. El argentino no ha marcado ni asistido en ningunos de los cinco encuentros contra el Real Madrid que ha disputado desde que el crack portugués abandonó el club blanco. 425 minutos sin marcar ni asistir ante los blancos. Tampocó marcó en el último duelo que, aún con CR7 en las filas blancas, Un dato que contrasta con los 21 tantos que La Pulga le hizo a los blancos en los 33 encuentros en los que tuvo enfrente a Cristiano (que le hizo 18 al Barça en los partidos en que ambos coincidieron).

De hecho, Messi venía de marcar en sus últimos Clásicos en los que se enfrentó a Cristiano. Anotó dos en la visita liguera al Bernabéu en la 16-17 (2-3, con el gol definitivo obra del argentino en el 92'). En la Supercopa de 2017, anotó en la ida en el Camp Nou (1-3), pero no en la vuelta en el Bernabéu, que curiosamente se perdió el portugués por sanción. En los dos encuentros ligueros sí marcó un gol en cada uno: el 0-3 del Bernabéu (además dio una asistencia a Aleix Vidal) y el 2-2 del Camp Nou.

La campaña pasada, Messi se perdió por lesión el primer Clásico sin Cristiano: el 5-1 en el Camp Nou que sentenció a Lopetegui. El argentino no marcó luego ni en las semifinales de Copa ni en la visita liguera al Bernabéu. Esta temporada el internacional albiceleste, y el Barça, han despedido la temporada de Clásicos ligueros (aún podrían encontrarse en Champions) sin batir a Courtois.

Los nueve años en que Cristiano Ronaldo y Messi coincidieron en la Liga españa sirvieron para germinar una rivalidad que trascendió las fronteras del campeonato y alcanzó una dimensión mundial. Llevaron la lucha por el pichichi de la Liga a unos niveles nunca vistos desde la época de Zarra, cuyo récord de 38 goles en una temporada, que databa de 1951, fue batido sucesivamente por uno y otro (Luis Suárez también lo consiguió en la 2015-2016). Ahora, Messi lo mantiene en 50 goles (temporada 2011-2012). Y ejercieron una tiranía en todos los premios individuales (Balón de Oro, FIFA World Player, The Best) hasta que, ya con Cristiano en Turín, Modric quebró en 2018 esa hegemonía duopolística.