ATHLETIC

Blindaje a Unai Simón

El Athletic quiere subir su cláusula de 50 millones a cerca del doble porque se ha quedado desfasada. Luis Enrique piensa en él para La Roja.

Bilbao
0
Gesto pensativo de Unai Simón durante la sesión de entrenamiento del Athletic ayer en Lezama.
AIOL DIARIO AS

EI Athletic y los agentes de Unai Simón se reunirán los próximos días para empezar a negociar la ampliación del contrato del portero internacional Sub-21, que expira en 2023, y cuya cláusula de rescisión de 50 millones empieza a quedarse corta en el panorama del fútbol actual. La idea de partida es ponerla en cerca del doble. Los notables partidos completados por el guardameta de Murgia y el fantasma de grandes clubes rondando con posibles promesas al club de Ibaigane han aconsejado que en marzo se active esta vía. La cita está fijada para el próximo mes, aunque la prioridad ahora es la Copa.

Las negociaciones no han arrancado; sólo se han aproximado vía telefónica y todos entienden que hay que sentar las bases para una actualización del contrato de Unai Simón. Mientras, el actual portero titular de Gaizka Garitano, de 23 años, está tranquilo. Es un chico con la cabeza muy bien amueblada, sabe que su sitio está en Bilbao. Apenas estuvo cedido un mes en Elche antes de que el Athletic le repescara por la marcha de Arrizabalaga. Representa la gran esperanza rojiblanca, una vez fugados el propio meta de Ondarroa al Chelsea (ahora no cuenta y hasta podría salir) y Remiro a la Real Sociedad.

Paralelamente, su nombre ya resuena en las oficinas de la Selección. Luis Enrique le tiene en cartera ante la suplencia de Arrizabalaga. Está De Gea, pero tampoco hay un tercer portero como alternativa. Simón se reivindica en el arco del Athletic. Es el portero con mejor ratio de paradas de toda LaLiga con un 77,14%.

Por su parte, Herrerín recibió la última estocada con su suplencia en Copa en el partido de ida ante el Granada en San Mamés. En teoría era la competición que le habían reservado, pero Garitano decidió que Simón se desdoblara entre Liga y Copa. En este contexto, Herrerín desea jugar y en junio podría salir del Athletic si llegase a un acuerdo que contente a las dos partes. Hace un año le tentó el Levante.