LEGANÉS

Siete jugadores del Leganés permanecen de la era Garitano

Cuéllar, Siovas, Bustinza, Rubén Pérez, Eraso, Szymanowski y Guerrero, los únicos jugadores del actual Leganés que ya estaban en la temporada despedida de Asier Garitano.

Siete jugadores del Leganés sobreviven de la era Garitano
RAFA APARICIO DIARIO AS

Aquel 19 de mayo de 2018 parece ya lejano. El sábado, cuando Asier Garitano pise de nuevo Butarque (la segunda vez que lo hace como forastero, ahora como técnico del Alavés) habrán transcurridos 651 días desde la fecha en la que dejó de ser entrenador del Leganés. Aquella tarde, ante el Betis (3-2), el de Bergara dijo adiós a cinco años históricos que colocaron a los pepineros en Primera tras abandonar el pozo de la Segunda B. También se disputaron unas semifinales de Copa previa eliminación del Real Madrid en el Bernabéu. La bomba.

Heroicidad en toda regla con otros nombres protagonistas: el de los jugadores que le ayudaron a conseguirlo. De la última temporada de Garitano al sur de la capital ya sólo quedan siete futbolistas fruto de la gran agitación que ha sufrido la plantilla blanquiazul, protagonista de más de 60 movimientos entre altas y bajas en el escaso año y medio que ha transcurrido.

Esos supervivientes son Cuéllar, Bustinza, Siovas, Rubén Pérez, Eraso, Szymanowski y Guerrero. Éste último, eso sí, con 'truco'. Porque el delantero de Borox abandonó Butarque sólo unos días después de que se marchara Garitano para fichar por el Olympiacos. En el último mercado invernal ha retornado. De ahí que él también sea uno de los que se reencuentre con Asier.

Los otros seis siguen siendo, como sucedió con Garitano, piezas importantes en el mecanismo de este Leganés. Sólo Szymanowski, lesionado, incumple la norma precisamente por esas dolencias físicas que lo vienen torturando desde 2017. El propio Asier fue el primero que tuvo que gestionar la ausencia del capitán pepinero.

Eso reduce a cinco el repóquer de jugadores clave que permanecen de aquellos días y que conforman aún el pasillo de seguridad del Leganés. Todos menos Eraso superan los 1.000 minutos disputados en Liga en lo que llevamos de temporada. Esqueleto básico del equipo que, con Garitano al frente, completó la mejor temporada en la historia del club, no tanto en puntos en Liga (dos menos que con Pellegrino), sino por el global de haberlo conseguido con la hazaña copera de por medio.

Ese primer verano sin Asier, la plantilla vio como se marchaban 14 de los jugadores que tuvo el ahora técnico del Alavés bajo su mando. Una ventana de traspaso más tarde, en enero de 2019, se fueron otros tres (Serantes, Mauro y Raúl García) y en la presente temporada se han ido tres más (Gumbau, Ezequiel Muñoz y El Zhar). Ahora los pocos que continúan tratarán de vencer a Garitano en un reencuentro especial por lo emotivo, pero sobre todo, por lo deportivo. No ganar al Alavés será dar pasos hacia un descenso que cada vez se hace más visible en Butarque.