LEGANÉS

El Leganés, pendiente del retorno de Cuéllar ante el Alavés

El portero extremeño suma cuatro jornadas consecutivas sin jugar entre sanción y lesión. Las próximas dos sesiones, clave para su vuelta. Bustinza, Ruibal y Tarín, también tocados.

El Leganés, pendiente del retorno de Cuéllar ante el Alavés
EDUARDO CANDEL REVIEJO DIARIO AS

El Leganés retorna hoy a los entrenamientos con el ánimo aún tocado por el duro varapalo de Vigo y el espíritu ya enfocado en la final (enésima final) que tienen los pepineros el sábado, a las 18:30, contra el Alavés en Butarque. Partido fundamental para el que los blanquiazules están pendientes del posible retorno de Iván, el 'Pichu', Cuéllar.

Su vuelta significaría una pequeña buena noticia en medio del huracán de sinsabores que ha golpeado al club en las últimas semanas. Cuéllar, una de las piezas básicas del entramado pepinero, suma ya cuatro jornadas consecutivas sin jugar. Las dos primeras fueron por sanción después de ver la roja en el Wanda Metropolitano, su último choque. Luego sufrió un problema muscular que lo apartó para los dos siguientes duelos tras el castigo. En total este curso se ha perdido, por razones de salud, nueve jornadas. 

En Butarque eran optimistas con su posible vuelta para jugar ante el Celta el fin de semana pasado. Pero el arquero no recuperó sensaciones y se quedó fuera. Ahora dependerá de cómo afronte la sesión de hoy y de mañana para saber si esas posibilidades de retorno son reales o si, por el contrario, deberá esperar una semana más y retornar, ahí ya casi seguro que sí, contra el Villarreal en La Cerámica (8 de marzo a las 18:30).

También Javier Aguirre estará pendiente de la evolución de los otros tocados. Uno de ellos, Bustinza, que se marchó tocado de Vigo después de sufrir la entrada que le costó la roja a Bradaric. El capitán aguantó durante buena parte el partido, pero acabó sustituido (67') y con hielo en el tobillo derecho mientras veía la derrota de los suyos desde el banco.

Ruibal y Tarín son los otros jugadores con problemas físicos que copan la enfermería de un Leganés que, en las últimas semanas, había visto reducido el número de lesionados, pero que vuelve a sufrir bajas por causas médicas. De nuevo es tiempos de vacas flacas al sur de la capital.