BARCELONA

Josep Maria Bartomeu trata de calmar a una Junta indignada

El presidente convocó de urgencia una comisión para frenar la crisis. Mañana está prevista una reunión de la junta directiva azulgrana.

Josep Maria Bartomeu.
Gorka Leiza DIARIO AS

Después de tratar de tratar de convencer con un éxito más que cuestionable a los capitanes de la plantilla de que el club nada tenía que ver en el escándalo de la empresa que lanzó mensajes difamatorios contra personajes del entorno barcelonista entre los que estaban dos pesos pesados del vestuario como Messi y Piqué, Bartomeu trata ahora que la Junta no se le revolucione.

El ambiente en la sala de juntas es más que tenso. Muchos de los directivos, por no decir la inmensa mayoría, se enteraron de la crisis mediante los medios de comunicación.

El hecho de que se fraccionara el pago a I3 Ventures de la factura por valor de 800.000 o un millón de euros, según las fuentes, es lo que más indigna. El pago a la empresa se troceó en facturas de menos de 200.000 euros, que es límite que se marca para que un pago pueda ser realizado sin pasar por junta. Ese hecho se interpreta como un intento de esconder estas actividades al consejo. Diversos departamentos firmaron las facturas y algunos se negaron a hacerlo. En este sentido, no pasa desapercibida la dimisión ayer de la directora financiera Montserrat Font, aunque el club defiende que era una baja prevista.

Mañana está prevista una reunión de la junta directiva que se prevé muy caliente. Muchos vocales de la junta exigirán responsabilidades y en conversaciones privadas no esconden su indignación. En este escenario, la cabeza de Jaume Masferrer, director del área de presidencia y principal asesor del presidente, así como la de Guille Graell, director de Marca FCB, están amenazadas. Ambos son los ejecutivos responsables de la contratación de I3 Ventures.

Para tratar de preparar una estrategia de cara a esta junta, que se prevé muy complicada, el presidente convocó ayer a la comisión delegada de manera urgente. El núcleo duro del consejo formado por los vicepresidentes Rossaud, Cardoner, Tombas, Moix junto a la secretaria Maria Teixidor, el CEO Òscar Grau y el propio Masferrer se reunieron fuera del club para tratar de frenar una crisis que deja todos los escenarios abiertos. De momento, se ha abierto una investigación interna ante los rumores de adelanto electoral.