WOLVERHAMPTON - ESPANYOL

Adama Traoré: "No tendré ningún problema si me llama el Madrid"

Poco queda en el físico, hoy portentoso, de aquel Adama Traoré que dejó el Barcelona por la puerta de atrás. El actual triunfa en el Wolverhampton y apunta a la Selección.

¿Cómo está de sus problemas en un hombro?

Bien. Dejé de hacer ejercicios porque no quiero ponerme más ancho de arriba, pero ahora los hago por las dos veces que se me salió de sitio.

¿Su espectacular cambio físico obedece a una motivación o a exigencias de la Premier League?

A mi mentalidad de ser mejor día a día, en todos los ámbitos. Después es verdad que la Premier League exige tener un físico para poder competir. Y siendo más joven sufrí problemas de pubalgia y tendinitis porque era bastante veloz pero mi musculatura no aguantaba las frenadas. No hago pesas, porque cojo volumen muy rápidamente, pero sí un trabajo específico.

Ahora sigue siendo uno de los más veloces en Inglaterra…

La velocidad es uno de los puntos fuertes en mi juego. Entiendo que mi físico es distinto, por el trabajo que he hecho y por la genética que tengo. Muchas veces en el vestuario se hace cachondeo de que no es acorde mi edad a mi físico.

¿Es cierto que destrozó una máquina en un gimnasio?

Es verdad, aunque no era una máquina de pesas.

A la fuerza han llegado a los dieciseisavos de la Europa League. ¿Se sienten favoritos ante el Espanyol?

Tenemos a un gran rival delante, el reto es emocionante. La etiqueta de favorito la ponen los demás. Nuestra mentalidad es pelear por el partido los 90 minutos. Más allá de sus bajas por decisiones técnicas o la de Raúl de Tomás, al que conozco de las categorías inferiores de la Selección, el hecho es que nadie sale al campo a tirar un partido.

Igual pudo sentirse un poco perico cuando su hermano Moha jugaba en la cantera…

No pude hacerme perico porque me enfrenté a él en juveniles, y yo estaba en el Barça. Así que sintiéndolo mucho, le deseaba lo mejor pero no hasta el punto de sentirme perico.

Hablemos de su etapa en el Barcelona. ¿Qué ocurrió?

Estuve diez años allí, era joven. Incluso tuve mi oportunidad en el primer equipo. Pero eso no fue decisión mía, tendrías que hablar con ellos... Hubo situaciones del Barcelona que no me gustaron, problemas con los responsables que había en ese momento, y tomé la decisión de irme. Son cosas que sucedieron, que contaré en su momento, pero que por ahora prefiero guardarme para mí.

¿Era demasiado joven?

Lo que sucedió, sucedió. Ellos tomaron sus decisiones y me fui. Luego mis etapas con el Aston Villa y el Middlesbrough fueron duras, lo que me hizo crecer como persona y jugador.

En alguna ocasión le han preguntado por el Real Madrid y no se ha cerrado la puerta. ¿Ficharía usted por el club blanco?

No me supondría ningún problema. No cierro ninguna puerta, esa es la realidad. Ahora estoy contento aquí, pienso que tenemos un grandísimo equipo de personas. Estar en Europa es una etapa nueva para nosotros y los fisioterapeutas trabajan increíblemente en nuestra recuperación. A partir de ahí, lo del Madrid o lo del Barça llegará cuando tenga que llegar, pero mi mentalidad es seguir creciendo como jugador.

Adama Traoré se va por velocidad en el Wolverhampton Wanderers-Leicester City del pasado viernes.

¿Tiene resentimiento, una espina clavada, por lo que ocurrió con el Barcelona?

Yo no tengo ninguna espina, ningún rencor por lo que sucedió con el Barça. No tendría sentido que tuviera un problema con todo el club por decisiones de ciertas personas. Tengo muchos más recuerdos buenos que malos. Pero a la hora de decidir mi futuro, no tendré problema si debo ir al Madrid. Todo se decidirá en función de las ofertas, de lo que tenga que escoger con mi familia. Pero ahora mismo estoy contento aquí.

¿Y la Selección? ¿Ha descartado definitivamente jugar con Mali?

Yo ya comuniqué que si me llaman, mi disposición es total a ir con la Selección española.

Si sigue así, ¿se ve en la Eurocopa?

Mi contacto fue la llamada de Moreno. A partir de ahí, lo haré lo mejor posible para poder estar en la lista. Pero la Eurocopa está muy lejos, mi mentalidad ahora es trabajar el día a día.

Estuvo a punto de debutar en noviembre, pero se lesionó, ¿verdad?

Me hice daño en los isquiotibiales en una de las últimas carreras. Intenté con el preparador físico para poder ir pero me daba pinchazos. Seguiré trabajando para ver qué sucede en el futuro.

¿Su mejor baza es su versatilidad?

Últimamente he jugado de extremo, delantero y carrilero. Mi misión es adaptarme porque cada posición exige unos movimientos. Si soy capaz de adaptar mis condiciones, seré mejor jugador.

¿Cuál es el techo del Wolverhampton?

Nuestro techo para afrontar un campeonato largo como la Premier League y otro que también lo es como la Europa League es pensar solo en el siguiente partido. Ir sumando. No puedo decir que mi ambición es ganar la Europa League mañana cuando primero debemos enfrentarnos al Espanyol. Esa es mi mentalidad y la de todo el Wolverhampton.